China es uno de los países más contaminados del mundo. Aproximadamente, 1.350 millones de personas respiran aire polucionado cada día.

Por eso, la ONG WildAid China ha creado un vídeo con el que quiere concienciar a sus ciudadanos de los peligros de la mala calidad del aire.

El vídeo imagina un futuro distópico en el que los únicos habitantes de China son aquellos que sobrevivieron gracias a dejarse crecer el pelo de la nariz, a modo de filtro contra las partículas del aire.

Con bastante sentido del humor, el vídeo muestra cómo sería la vida si todo el mundo llevara el vello nasal largo, moda que se hace extensiva a niños, mascotas e incluso modelos.