El Consell de Govern ha aprobado este viernes la adhesión de Baleares al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para el año 2016 por un importe total de 257.130.000 euros para el primer trimestre, aunque se prevé solicitar en total 921 millones de euros.

Así lo ha anunciado el portavoz del Govern, Marc Pons, durante la rueda de prensa posterior al Consell de Govern, donde ha indicado que se ha tomado esta decisión al haberse superado los objetivos de estabilidad presupuestaria en 2014.

La cuantía de este primer trimestre se divide en varios tramos: primero, 232.640.000 euros en concepto de pago a proveedores; después, un segundo tramo de 3.180.000 euros en concepto de pago de las liquidaciones negativas; y finalmente, un tercer tramo de 21.310.000 euros en función del límite de déficit permitido al Govern para 2016.

El Fondo de liquidez autonómico es uno de los cuatro compartimentos que forman parte del Fondo de financiación a comunidades autónomas, y tiene la consideración de mecanismo adicional de financiación junto con la Facilidad financiera, el Fondo social y el Fondo en liquidación para la financiación de los pagos a proveedores.

Las comunidades autónomas adheridas al Fondo de liquidez autonómico al entrar en vigor quedan adscritas inmediatamente al compartimento Fondo de liquidez autonómico del Fondo de financiación a comunidades autónomas.

Según ha indicado el Govern, "la situación de infrafinanciación histórica que sufre Baleares, y la reiterada negativa en la flexibilización de los límites de déficit que ha implantado el Ministerio de Hacienda, han abocado al Govern a tener que recurrir al FLA, por haber superado los objetivos de estabilidad presupuestaria y la regla de gasto de 2014".

El acceso a este compartimento permitirá financiar todos los vencimientos de deuda del ejercicio, las necesidades de financiación del déficit público (incluidas las correspondientes a desviaciones de déficit de ejercicios anteriores pendientes de financiar), el endeudamiento para la financiación de las liquidaciones negativas y otras operaciones que acuerde la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.

Además, la adhesión al FLA implica la aceptación de varias condiciones financieras y fiscales. En este sentido, Baleares ya cumple obligaciones como la adhesión a la plataforma electrónica 'Emprende en 3' y el punto general de entrada de facturas electrónicas de la Administración general del Estado.