El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha querido destacar este viernes la "profesionalidad" de la policía en el caso del crimen de Dos Hermanas, ya que ha sido "clave" para detectar la situación en la casa en la que ocurrieron los hechos.

En declaraciones a los periodistas, Sanz ha llamado la atención sobre la capacidad de los policías que fueron a este piso en la calle Las Cabezas de San Juan para "detectar" en la reacción del hombre detenido que "algo extraño ocurría".

Cabe recordar que un hombre fue detenido en Dos Hermanas (Sevilla) como presunto autor de la muerte de otro varón. En concreto, el presunto autor del crimen habría acabado con la vida de su tío en el piso que ambos compartían y después habría descuartizado el cadáver para deshacerse de él.

Según las fuentes consultadas por Europa Press, tío y sobrino, de aproximadamente 54 y 28 años de edad, respectivamente, habrían protagonizado una disputa previa y los amigos del primero de ellos, con los que solía coincidir en bares de Dos Hermanas, le habrían echado en falta en los últimos días, extremo que les habría llevado a visitar el domicilio familiar de la calle Las Cabezas de San Juan.

Allí habrían encontrado al sobrino de este hombre, quien habría actuado de manera "extraña" ante los amigos del entonces desaparecido, lo que levantó las sospechas de estos últimos, hasta tal punto que decidieron alertar a la Policía Nacional.

Los agentes de la Policía Nacional, tras personarse en la citada vivienda, habrían interrogado al sobrino del entonces desaparecido y éste habría confesado que había acabado con la vida de su tío, descuartizando incluso el cadáver. En el interior de la vivienda, los agentes habrían encontrado sólo el tronco del cadáver, declarando el supuesto autor de los hechos que habría "diseminado" los restos del cuerpo por diferentes zonas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.