El Juzgado de Instrucción Número 1 de Santander ha condenado a pagar una multa de 10 euros diarios durante quince días a un policía local de Santander por llamar 'vieja' a la conductora de un vehículo que hizo caso omiso de las indicaciones que le hacía.

Los hechos

Según se recoge en la sentencia, los hechos tuvieron lugar sobre las 10.15 horas del 5 de octubre de 2006, cuando la mujer circulaba conduciendo su vehículo por la Calle Calvo Sotelo de Santander con intención de introducirse en el aparcamiento de la citada calle, y el agente denunciado le ordenó continuar.

La única prueba aportada es la declaración de la perjudicada

Pese a ello la conductora ignoró estas indicaciones y se introdujo en la rampa de acceso del aparcamiento. El policía la siguió y, tras acercarse al turismo, abrió la puerta y solicitó la documentación a la mujer, a la que se dirigió con el calificativo de 'vieja'.

Aunque la sentencia reconoce que en el acto del juicio la única prueba aportada es la declaración de la perjudicada, recalca que el relato de los hechos de la mujer "no sólo es convincente y unitario sino que se muestra único desde la denuncia inicial aportando elementos objetivos de credibilidad".

Además, destaca "la ausencia de relación precedente que pueda condicionar la declaración de la denunciante".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTANDER