La policía nepalesa vigila a unos manifestantes contrarios a la monarquía.
La policía nepalesa vigila a unos manifestantes contrarios a la monarquía en una manifestación de este 22 de agosto. EFE

El Gobierno de Nepal decidió este jueves nacionalizar los siete palacios reales en el país, incluida la residencia actual del rey Gyanendra en Katmandú . Según Radio Nepal , también se habría acordado congelar las cuentas bancarias y paralizar el registro y las transferencias de otras propiedades de la familia real.

Eso sí, aunque el Palacio Real pasará a estar bajo el control del estado, los ministros acordaron permitir al rey y la reina residir en el edificio. Mientras, en las instalaciones del Ejército, una institución tradicionalmente leal a la monarquía, los militares han comenzado a retirar los retratos del rey y la reina, así como los mensajes de alabanza en sus oficinas y cuarteles.

Monarquía 'en stand by'

La Monarquía se encuentra suspendida desde que el rey Gyanendra fue obligado a ceder el ejercicio directo del Gobierno por las protestas populares de abril de 2006 . Desde entonces, la responsabilidad de la jefatura del Estado ha sido asumida por el primer ministro. El destino de la monarquía será decidido por la Asamblea Constituyente que debe resultar de las elecciones previstas para noviembre.

Sin embargo, no está claro que las elecciones tengan lugar en la fecha prevista, ya que los antiguos rebeldes maoístas han pedido que sea declarada la República antes de los comicios, asegurando que estos no pueden celebrarse mientras el rey continúe en palacio. Los maoístas firmaron un acuerdo de paz el pasado año, tras una década de luchas para reemplazar la Monarquía por una República e instaurar una dictadura comunista.