La Guardia Civil de Cantabria, en el marco de la operación 'Clona', ha procedido a la detención de dos españoles, vecinos de Algeciras, con iniciales A.M.L.T. y J.A.D.R., como presuntos autores de un delito de falsificación de documento público, al tener en su poder 199 recetas médicas falsificadas, todas ellas con la misma prescripción farmacológica, con las que pretendían conseguir 12.000 dosis de clonazepam.

En las recetas figuraban diferentes pacientes que nada tenían que ver con los detenidos y en todas constaba la misma prescripción, un fármaco cuyo principio activo es clonazepam de 2 mg, que pertenece a un grupo de medicamentos conocidos como benzodiacepinas, con un potente efecto sedante y ansiolítico.

Con este número de recetas podían haber conseguido casi 12.000 dosis de esa sustancia, presuntamente para su posterior comercialización ilegal, ha destacado la Guardia Civil en un comunicado.

La investigación, que continua abierta, se centra ahora en saber si se han podido introducir recetas como las encontradas en Cantabria en otras localidades. Hay indicios que se están verificando de su posible existencia en farmacias de Madrid, Ceuta, La Coruña, Cádiz, Murcia, Valencia, La Rioja y Soria. También continúan las indagaciones sobre otros sospechosos.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Cantabria puso en marcha esta operación el 25 de febrero al recibir una comunicación de la Sección de Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Sanidad de Cantabria que había detectado recetas médicas falsificadas. Dicho departamento ha "cooperado activamente" en la investigación.

Detección en farmacias de santander

Tras el estudio de la documentación facilitada, miembros del SEPRONA, con "la activa colaboración" del sector farmacéutico, comenzaron una investigación para detener a las personas que estaban utilizando estas recetas, convencidos de que se encontraban en la actualidad en Cantabria, si bien se sospechaban que este tipo de recetas habían sido ya utilizadas en otras provincias.

Se supo de varias farmacias de Santander, Torrelavega y Los Corrales de Buelna donde se habían introducido estas recetas. El 29 de febrero los agentes dieron con el vehículo con el que se podían estar moviendo los sospechosos y con la identidad de una de las personas que podría estar introduciendo las recetas.

Esa tarde supieron que estaban por farmacias próximas a la zona del Puerto de Santander y localizaron el vehículo. Se produjo entonces una persecución a la carrera por las calles de la ciudad para evitar que los sospechosos se fugaran. Finalmente el vehículo fue interceptado en la calle Ruiz de Zorrilla, interviniéndose en ese momento varias recetas y 60 comprimidos de clonazepam de 2 mg.

En un registro posterior de la habitación del hotel donde se alojaban en Santander se localizó el grueso de las recetas, un total de 199, incluidas las intervenidas en el vehículo, con las que se podían haber adquirido las cerca de 12.000 dosis de clonazepam.

Las diligencias y los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de Santander.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.