Oso panda recién nacido
La madre tiene en la boca al osezno recién nacido en su jaula especial del Zoo de Viena. EFE.

Un oso panda ha nacido en cautividad en el zoológico de Schönbrunn de Viena, lo que es poco común entre estos plantígrados procedentes de China.

Pasarán unas semanas hasta que pueda ser visto por los visitantes del zoo.

La madre, con el nombre de Yang Yang, parió al pequeño, 127 días después del apareamiento en una jaula debidamente acondicionada.

 
"La madre cuida con mucho cariño a la minúscula cría y la protege apretándola contra el pecho", dijo un portavoz del zoológico, uno de los más antiguos del mundo y contiguo a los jardines del famoso palacio imperial de verano en la capital austríaca.

La madre y la cría permanecerán las próximas dos o tres semanas en la jaula especial donde nació el panda y después podrán ser visitados por el público.