El precio de la vivienda en España tampoco se ajustará al IPC en 2007, aunque se situará en la histórica cota del 4,4%, seis puntos porcentuales menos que en 2006 (10,4%). Además, se alineará con la media de la zona euro (4,3%), la más baja desde la entrada de esta moneda, después de que incluso la duplicara hace tan solo tres años.

Estas son las principales conclusiones de un análisis realizado por Barclays Capital y publicado en Financial Times , en el que además se advierte de que el declive del sector de la construcción residencial podría "golpear" la economía española, al haber crecido al amparo de esta actividad.

 

España se ha mostrado especialmente sensible a los cambios en los costes de las hipotecas
Además, pone de manifiesto una tendencia generalizada de desaceleración de los precios de las viviendas en la eurozona derivada de la subida de los tipos de interés del 2% al 4% en sólo un año y medio.

Según el informe, España, junto a Irlanda (cuyos precios se estancarán al finalizar 2007 tras crecer un 13,4% en 2006), se ha mostrado "especialmente sensible" a los cambios en los costes de las hipotecas derivados de este alza de los tipos.

Con todo, no ha sido la única, ya que, el "dramático impacto" que está suponiendo la política monetaria imprimida por el Banco Central Europeo también dejará tras de sí una "destacada" desaceleración de los precios en Francia, que pasarán de incrementarse un 12,1% en 2006, a un 6,6% en 2007.

Sin crisis hipotecaria

Por otro lado, el análisis de Barclays descarta que se pueda producir en la zona euro una crisis hipotecaria como la que se vive en EE UU. Así, considera que hay pocos indicios de que se pueda producir un crash en los mercados inmobiliarios de la zona euro, ya que estas economías "no parecen propensas" a sufrir las mismas dificultades que han azotado el mercado norteamericano.

Con todo, el informe constata que la demanda de viviendas seguirá deteriorándose en el tercer trimestre.