Atentado Sallent
Dos guardias civiles murieron en 2000 por la explosión de una bomba adosada al "Nissan Patrol" con el que habitualmente hacían sus rondas de vigilancia en Sallent de Gállego (Huesca). Javier Belver/EFE

El delegado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo en Aragón (AVT) , José Marco, el consejero de Industria de la DGA, Arturo Aliaga, representantes de partidos políticos y familiares de los guardias civiles Irene Fernández y José Ángel de Jesús Encinas, asesinados por la banda terrorista ETA en Sallent de Gállego en 2000, participarán hoy, lunes 20 de agosto, en un homenaje a ambos agentes.

El acto comenzará a mediodía (12.00 horas) con una misa que oficiará el sacerdote José Manuel Pérez, actualmente destinado en Sádaba y que era el párroco de Sallent de Gállego (Huesca) cuando el terrorista de ETA José Ignacio Guridi Lasa colocó la bomba lapa en los bajos del vehículo oficial de la Benemérita que el 20 de agosto de 2000 iban a utilizar los dos guardias para realizar la primera ronda de vigilancia de la jornada, lo que les costó la vida.

El homenaje comenzará con una misa en la que se recordará a los dos guardias civiles asesinatos por ETA

A continuación, tendrá lugar un responso y la comitiva se desplazará a la Plaza del Rocódromo de Sallent, donde tuvo lugar el atentado, y donde se colocarán velas encendidas y ramos de flores. José Marco intervendrá en recuerdo de las víctimas. Está previsto que se desplace el presidente del PP-Aragón, Gustavo Alcalde.

Los familiares de los guardias asesinados acudirán, al principio de la jornada, al cuartel que la Benemérita tiene en Sallent para saludar a los compañeros de los dos fallecidos. El actual alcalde de Sallent de Gállego, José Ignacio Urieta (independiente del PP), recordó a Europa Press que está invitada toda la corporación municipal y los vecinos de Sallent.

Por su parte, el delegado de la AVT, José Marco, indicó que ha invitado a "todos" los partidos políticos representados en las Cortes de Aragón, la Comandancia de la Guardia Civil en Huesca, todo el Gobierno de Aragón, alcaldes de la zona y guardias de Sallent.

Al acto están invitados representantes de todos los partidos políticos, familiares y vecinos de Sallent

"La AVT invita a todos los partidos", remarcó Marco Jalle. Marco Jalle aprovechó para considerar "impensable" que algunos políticos "puedan llegar a pactar con partidos que, descaradamente, han apoyado el proyecto de ETA", en alusión al fallido pacto entre el PSOE y Nafarroa Bai, finalmente desestimado por la dirección federal del PSOE.

Desde la AVT "reclamamos la unidad de todos los demócratas para vencer y exterminar el terrorismo". José Marco lamentó que ahora "sigue la extorsión, la kale borroka, se permiten los homenajes a --el etarra fallecido-- Pelopintxo, se permiten ultrajes a la bandera nacional" y "no se está actuando con la energía necesaria para acabar con el entorno de los radicales".

Hechos

Tres años después de la colocación de un paquete bomba junto al Cuartel de la Guardia Civil del pueblo oscense de Sallent de Gállego, situado a una decena de kilómetros de la frontera con Francia, la banda ETA volvió a elegir el domingo 20 de agosto de 2000 el mismo escenario.

En esta ocasión el método adoptado fue la bomba-lapa. La explosión se produjo a las 06.10 horas en la plaza, donde se encuentra el Cuartel de la Guardia Civil y el Ayuntamiento de esta pequeña localidad de menos de 500 habitantes, que durante el verano se multiplicada por cinco por el turismo.

La Guardia Civil Irene Fernández Pereda, natural del concejo de Quirós (Asturias), de 32 años de edad, soltera, fue la primera mujer guardia civil asesinada por ETA. Su compañero, José Ángel de Jesús Encinas, también falleció en el atentado.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE HUESCA