La presidenta del Parlamento de Cantabria, Dolores Gorostiaga, se ha mostrado contraria a un TTIP (Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión) que suponga "un perjuicio para los intereses de la ciudadanía europea" y ha asegurado que no se puede dar "ni un solo paso" que suponga "recortes" en los estándares europeos de protección medioambiental, sanitarios, sociales, laborales o de derechos de los consumidores, ni tampoco se pueden "comprometer" servicios públicos como la sanidad o la educación.

Gorostiaga se ha pronunciado así durante la inauguración este viernes de una jornada sobre el impacto del TTIP en la sostenibilidad de la industria y el sector agropecuario en la región organizada por las federaciones de Industria y Agroalimentaria de CCOO.

Tras recordar que el Legislativo cántabro se ha posicionado en contra de la aplicación de este acuerdo al inicio de la legislatura, Gorostiaga reconocido la "importancia geopolítica" del acuerdo y su "trascendencia económica", puesto que, como se asegura, "daría lugar a la mayor área de libre comercio del mundo". Según la Comisión Europea, la economía de los 28 gobiernos de la UE podría recibir un impulso de casi 120.000 millones de euros anuales, se crearían 400.000 empleos y el PIB europeo aumentaría en un 0,5%.

Sin embargo, Gorostiaga también ha observado que "son muchos" quienes afirman que el modelo europeo de producción agroalimentaria se verá "profundamente dañado" con el TTIP por la "invasión" de productos americanos generados bajo otras condiciones, "lejos" de los estándares europeos como la calidad, la seguridad alimentaria, el bienestar animal o la protección del medio ambiente.

En este sentido, se ha referido al uso de transgénicos que en la UE "se contempla bajo el principio básico de la precaución", mientras que los EEUU son "uno de los mayores productores del mundo"; así como al uso de hormonas de crecimiento o de antibióticos en la cría de animales para consumo humano, "sustancias que en la UE se vienen disminuyendo, mientras que en los EEUU se siguen otras prácticas".

Gorostiaga ha expresado sus dudas sobre el futuro de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) o de la Denominación de Origen Protegida (DOP) de muchos de los productos de la región como la anchoa, la carne, los quesos o los sobaos.

Por ello, para la presidenta del Parlamento, "el TTIP no puede ser un cheque en blanco para los Estados Unidos o para las grandes multinacionales". "Como tampoco podemos aceptar el secretismo tan sospechoso con el que se están llevando a cabo gran parte de las negociaciones de este acuerdo", ha censurado. Así, se ha mostrado partidaria de "defender la máxima transparencia en todo el proceso de modo que todo lo que envuelva al TTIP esté claro y dé respuesta a las lógicas preocupaciones y recelos que está generando", ha concluido.

Máxima transparencia

Mientras, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha abogado durante su intervención en la jornada por "transparencia máxima" en todo lo relacionado a este acuerdo, para poder conocer con más profundidad la nueva realidad que traerá aparejada y ha coincidido en la necesidad de "garantizar los derechos sociales" y rechazar cualquier medida que vaya en contra "del crecimiento económico sostenible y de la creación de empleo de calidad".

"La Unión Europea espera que este tratado acabe siendo una herramienta de crecimiento económico que genere puestos de trabajo. Que lo sea o no, dependerá, según apunta el responsable de Economía, de la negociación que en estos momentos está en curso", ha explicado.

Asimismo, ha recordado que la resolución aprobada el pasado verano reclama que Estados Unidos se comprometa "a respetar los estándares laborales de la Organización Internacional del Trabajo, o si no, se arriesgan al veto".

Sota también ha agradecido a CCOO la organización de este encuentro, "muy necesario", en su opinión, ya que es un tema del que se necesita más información.

Mientras, el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, ha asegurado que este asunto genera los "recelos propios que surgen cuando falta información". Como representante de los cántabros, Martín ha explicado que su obligación, si esta unión económica se produce, será "preparar y apoyar a los sectores de la región que puedan verse afectados".

En la apertura del acto también han intervenido el secretario general del CCOO en Cantabria, Carlos Sánchez; el responsable de Industrial Estatal del sindicato, Agustín Martín; el secretario de FEAGRA de CCOO, Jesús Villar; y la presidenta del Parlamento, Dolores Gorostiaga, quien ha agradecido que se pueda abordar en este marco los puntos positivos y negativos de este acuerdo.

También han destacado las intervenciones de Rachel Bickfort, consejera de Asuntos Agrarios de la embajada de EE.UU. en España; y Dimitri Barua, portavoz de la Comisión Europea en España.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.