La Policía Local de Sevilla ha detenido a un joven de 25 años que había pedido los servicios de un taxi para transportar la mercancía, por valor aproximado de unos 6.000 euros, que había robado en un piso cuyos propietarios se encontraban de vacaciones.

Según informó el Ayuntamiento de Sevilla, los hechos ocurrieron esta mañana cuando un patrullero de la Policía Local, que circulaba por la calle Juan Sebastián Elcano, en el barrio de Triana, fue alertado por el conductor de un taxi de que un joven había requerido su servicio para cargar varios equipos de televisión, sonido y vídeo y otros enseres.

Al detenido le constan doce detenciones anteriores, la última de ellas por un delito de robo con violencia

Mientras el taxista le relataba los hechos a los agentes que pasaban por esa calle, el joven salió de la vivienda con una caja en las manos y, al ver a los policías, se fue corriendo en dirección a la calle Monte Carmelo, donde los agentes le detuvieron.

Al inspeccionar la vivienda de la que procedían todos los objetos, los agentes comprobaron que la puerta de entrada estaba forzada y el interior del inmueble completamente revuelto, con evidentes signos de haber sido registrados todos los muebles.

Según algunos testigos, el joven se encontraba merodeando por la zona y mirando el interior de los vehículos estacionados, y uno de ellos aseguró que junto al detenido había otras dos personas que huyeron al percatarse de la presencia del patrullero en la zona.

De la vivienda se hicieron cargo unos amigos del propietario, al encontrarse éste de vacaciones en el extranjero, motivo por el que aún no se tienen datos del valor total del material sustraído, aunque se estima que puede alcanzar unos 6.000 euros. Al detenido le constan doce detenciones anteriores, la última de ellas por un delito de robo con violencia.