Recientemente ha sido publicado en la prestigiosa revista 'Endocrine-Related Cáncer' el estudio 'Effectiveness of chemotherapy in advanced differentiated thyroid cáncer: a systematic review', fruto del trabajo conjunto de los especialistas del Hospital Virgen Macarena Ana Albero y Luis de la Cruz del Servicio de Oncología Médica y Alberto Torres y Tomas Martín, endocrinólogos de la Unidad de Endocrinología y Nutrición.

Se trata de un estudio sobre el tratamiento del cáncer de tiroides donde se reevalúa la utilidad de la quimioterapia clásica como alternativa o complemento a los nuevos fármacos surgidos recientemente, según se indica en un comunicado.

En la última década se han desarrollado nuevos fármacos aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) y la European Medicines Agency (EMEA) que han demostrado ser relativamente útiles en este tipo de cáncer, demostrando una tasa de respuesta y una supervivencia libre de progresión significativamente mayor que placebo; no obstante, resultan muy costosos y también presentan múltiples efectos secundarios que empeoran la calidad de vida de los pacientes, por lo que una valoración cuidadosa tanto de la eficacia como de los efectos adversos, es necesaria para preservar el beneficio clínico de estas terapias.

Los autores encuentran evidencias de que los nuevos esquemas de tratamiento con quimioterapia podrían tener una eficacia y seguridad comparable o incluso mayor que con los medicamentos modernos siendo necesarios estudios bien diseñados que analicen la eficacia y seguridad del tratamiento con estos fármacos de forma combinada o secuencial con los más actuales.

La enfermedad

El carcinoma de tiroides es la neoplasia endocrina mas frecuente y el tipo mas habitual del mismo, que habitualmente tiene buen pronóstico, supone más del 90 por ciento de todos los casos.

Generalmente son patologías tratadas de forma efectiva con cirugía, yodo radioactivo (RAI) y terapia supresora con tiroxina oral. Sin embargo, una pequeña proporción de los pacientes presentan metástasis de forma inicial y de un 6-20 por ciento lo harán durante la evolución de la enfermedad, un tercio de las cuales serán resistentes al tratamiento con radioyodo.

En estos últimos la mediana de supervivencia a los diez años puede alcanzar cifras tan bajas como del 25-42 por ciento, sobre todo cuando las metástasis óseas están presentes y no se consideraba de forma general que respondieran a la quimioterapia clásica.

El trabajo realizado por los especialistas del Hospital Virgen Macarena analizan los resultados de los nuevos esquemas de tratamiento con quimioterapia clásica en este tipo de cánceres, y deja abierta la puerta a la utilización combinada con las nuevas terapias, disminuyendo el coste de tratamiento, la toxicidad para el paciente y aumentando la posibilidad de respuesta favorable a los mismos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.