El secretario general de Comisiones Obreras en La Rioja, Jorge Ruano, ha urgido hoy a la negociación de los diez convenios pendientes en La Rioja, que afectan, según los datos del sindicato, a alrededor de 6.000 trabajadores.

En rueda de prensa, Ruano ha señalado la necesidad de dar un "impulso a la negociación colectiva". Tal y como ha completado Marian Alcalde, están pendientes de negociación dos convenios del transporte, tres de comercio, el de tintoterías, limpieza de edificios y locales, industrias vinícolas y alcoholeras, panaderías y agropecuario.

Ha puesto el acento en los convenios de comercio, por ser los que "más tiempo" llevan pendientes de negociación, lo que ha llevado a que haya trabajadores con salarios sin actualizar desde el año 2008, quedando "por debajo del salario mínimo".

Ruano se ha referido a este asunto tras haberlo debatido en la última reunión del Consejo Regional, en la que, además, se analizó la situación del diálogo social, cien días después del impulso anunciado por el Gobierno de La Rioja.

En este sentido, el secretario general de Comisiones Obreras ha reprochado al Gobierno de La Rioja que anuncie, en solitario, temas que se están debatiendo en las distintas mesas de diálogo social.

Ante esto, ha pedido al presidente riojano, Jose Ignacio Ceniceros, que "revise su posición real" y reúna a la Mesa de Diálogo Social "para aclarar si quiere negociación" porque, ha añadido: "Si solo tenemos derecho al pataleo estamos igual que antes".

Por último, en el Consejo Regional se analizaron los conflictos abiertos: Altadis, Tragsa o los interinos de Educación. En el primero caso, Ruano ha acusado al Gobierno no querer "enfrentarse a las multinacionales a las que el PP regaló la reforma laboral".

Ha señalado que han sido las movilizaciones y la acción de los sindicatos las que han propiciado que la empresa amplíe el plazo en su pretensión de cerrar la empresa y, por tanto, "se gane tiempo para presentar alternativas".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.