La nieve mantiene en alerta a Cantabria y ya está condicionando la circulación en la A-67 desde Arenas de Iguña hasta Reinosa, por lo que la Dirección General de Tráfico recomienda circular con precaución, en concreto desde el kilómetro 158 al 117.

Según la información de la DGT, que ya advirtió de las posibles complicaciones en las carreteras por el temporal de nieve, la A-67 es, por el momento, la única vía de la red principal de carreteras de la región que en la que se ha visto condicionado el tráfico por la nieve que, sin embargo, ha cerrado el Puerto de Lunada y obliga a utilizar cadenas en otros seis tramos, en los que también está prohibido el paso de camiones y autobuses.

Carreteras de Cantabria informa en su página web, consultada por Europa Press, que la CA-643 entre San Roque de Riomiera y el Puerto de Lunada está cerrada al tráfico desde el punto kilométrico 5 al 14,3.

Mientras que advierte que es necesario el uso de cadenas en la CA-633, entre San Pedro del Romeral y el Puerto de la Matanela, entre los puntos kilométricos 0 y 11,2; en la CA-184 entre Potes y Piedrasluengas, del 19 y 25; y en la CA-665 entre La Gándara y el Puerto de la Sía, del 5 al 8,5.

Asimismo, las cadenas también son necesarias para circular por la CA-280, Valle de Cabuérniga-Espinilla-Salcedillo, desde el kilómetro 26 al 30; en la CA-185, entre Potes y Fuente Dé, del 20 al 23,2; y en la CA-183, entre Reinosa y Brañavieja, del 17 al 26,7.

Además, la nieve obliga a circular con precaución por la CA-281, de Puentenansa a Piedrasluengas, entre los kilómetros 28 y 34,5.

Pero también se están notando los efectos de los avisos por oleaje, viento y lluvia. El viento ha dejado rachas de 92 km/h en Santander, 91 en Sierrapando (Torrelavega), 84 en Castro Urdiales y San Vicente de la Barquera y 82 en el aeropuerto Seve Ballesteros.

Las lluvias han acumulado ya 24 litros por metros cuadrado en Fuente Dé (Camaleño), 19,1 en San Vicente de la Barquera, 17,8 en Sierrapando (Torrelavega), 17,4 en San Felices de Buelna y 16,4 en Soba.

En cuanto a las olas, los valores de altura máxima rondan ahora los seis metros mientras que la pasada madrugada llegaban a los 7,29 metros, a las 6.00 horas, según mediciones de la boya que la Red de Vigilancia Integral de las Aguas (VIGIA) del Gobierno de Cantabria tiene ubicada en la Virgen del Mar.

Igualmente, la boya Augusto González de Linares (AGL) que el Instituto Español de Oceanografía (IEO) tiene instalada a 22 millas al Norte de Cabo Mayor en Santander registra en estos momentos una altura máxima de ola de cinco metros, cuando la pasada madrugada alcanzaba los 7,73 metros.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.