La Asociación Baleares Vida ha lamentado este domingo que la ONU considere el aborto un derecho humano y ha reclamado "un cambio en las políticas pro-muerte" en favor de "un compromiso de ayuda a las familias y a la maternidad".

Así se ha expresado la entidad en un comunicado en el que expresa su rechazo a "la decisión de la ONU al referirse al aborto como un derecho humano y condenar a un Estado por defender la vida".

"La ONU así lo ha manifestado al recomendar a Perú que indemnice a una mujer que en 2001 no pudo acabar con la vida de su hijo porque la legislación del país no lo permitía", ha señalado la Asociación, que considera que "el asesinato de un ser humano inocente nunca puede ser un derecho humano".

Por ello, la entidad ha reivindicado que "el verdadero derecho que hay que defender es el del niño a nacer y el de la madre a ser madre".

"Además, ante malformación o enfermedad, como era este caso, la solución es ayudar al enfermo, no deshacerse de él", ha añadido.

Por todo ello, Baleares Vida ha exigido "un cambio en las políticas pro-muerte por un compromiso de ayuda a las familias y a la maternidad y facilidades para la adopción".