Una patrulla de la Guardia Civil ha salvado la vida a un turista de 73 años que se hallaba en parada cardiorrespiratoria y que había detenido su coche al encontrarse indispuesto.

Según ha informado el Instituto Armado este domingo en una nota de prensa, los hechos ocurrieron el pasado 1 de febrero, cuando los agentes se encontraban realizando un servicio de Seguridad Ciudadana en la carretera Ma15, entre las localidades de San Llorenç des Cardassar y de Artá.

Un vehículo, a unos treinta metros de donde se encontraban, llamó la atención haciendo sonar el claxon. Al acercarse, dentro del turismo encontraron a una pareja de alemanes de avanzada edad, intentando la mujer mover al conductor, que se encontraba reclinado sobre el asiento con tez pálida y los ojos abiertos y al que tras someter a diferentes estímulos no reaccionó.

Tras comprobar que carecía de pulso y respiración, los agentes iniciaron las maniobras de RCP y utilizaron el cuello de una botella de agua para evitar que la lengua le obstruyera las vías respiratorias.

Transcurridos unos 17 minutos se detuvo en el lugar una joven que se identificó como enfermera y que ayudó en las maniobras de recuperación hasta que llegaron dos ambulancias que se hicieron cargo del hombre.

Ya estabilizado, lo trasladaron al hospital de Manacor, donde le diagnosticaron un infarto. Ha permanecido ingresado estos últimos días.

La patrulla acompañó a la mujer hasta el hospital. La pareja de turistas alemanes, de 73 y 71 años, se encontraban de vacaciones en la isla.