Representantes de la compañía Tokyo Gas y Mitsubishi Research Institute han visitado la central térmica de ciclo combinado que EDP tiene en Soto de Ribera. La delegación japonesa, que ha adquirido varias plantas de este tipo en el país asiático, ha conocido de primera mano la experiencia de EDP en lo relativo a la operación y flexibilidad de sus centrales de ciclo combinado en estos últimos años.

El interés del sector gasista japonés en las instalaciones de EDP responde a los profundos cambios que se han producido en la estructura de su sistema energético, desde el tsunami que afectó a la central de Fukushima en 2011. El cierre de plantas nucleares ha impulsado la apuesta por fuentes de energía alternativas, principalmente de origen renovable, y la introducción de nuevas instalaciones de ciclo combinado.

Las centrales térmicas de ciclo combinado utilizan gas natural para generar energía eléctrica. En estas instalaciones, la compañía emplea de forma directa a casi 100 personas y a otras 50 de forma indirecta. Esta cifra se eleva hasta las 300 personas cuando los grupos se someten a revisiones.

EDP cuenta con cuatro grupos de ciclo combinado en España, dos en Navarra (Castejón 1 y 3) y dos en Asturias (Soto de Ribera 4 y 5). En total, suman una potencia superior a los 1.700 MW. El primer grupo, Castejón 1, entró en operación en 2002 y el último, Soto de Ribera 5, en 2010.

Consulta aquí más noticias de Asturias.