Podemos ha mostrado este martes su solidaridad con la plantilla de Bimbo en Palma ante el anuncio de ERE y el cierre de la fábrica y, en este sentido, ha reclamado al Govern "la necesidad de revertir el proceso de desindustrialización de las Islas, para que la población trabajadora tenga alternativas laborales al monocultivo turístico".

De este modo, Podemos Islas Baleares ha mostrado su apoyo a la plantilla de Bimbo en Palma y su rechazo al cierre de esta fábrica por el hecho de ser la única fábrica que existe en las Islas Baleares para abastecer este mercado, que nunca han estado en cuestión ni la calidad de sus productos ni su funcionamiento.

Además, alegan que las pérdidas y la situación de crisis del Grupo Bimbo comunicadas por Bimbo España y Bimbo Portugal no se corresponden con la realidad. Así, Podemos recuerda que la empresa, en su comunicado, no habla de razones económicas por el cierre y el pasado verano el Grupo Bimbo anunció compra de Panrico por valor de 190 millones de euros.

Asimismo, afirman que no les parece posible que salga más barato abastecer el mercado balear desde la península y que este cierre tendrá una incidencia negativa en la calidad de los productos que difícilmente llegarán al consumidor en las mismas condiciones desde la península que si se siguen fabricando aquí.

Por todo ello, han destacado que su "compromiso y sensibilidad" con la conservación de los puestos de trabajo de estos 34 trabajadores es "absoluto".