Michael Douglas
El actor Michael Douglas (izda) posa junto a su mujer, la actriz Catherine Zeta-Jones, a su llegada a los premios "Películas para Adultos" de la revista AARP. Nina Prommer / EFE

El actor estadounidense Michael Douglas recibió este martes en Los Ángeles (California, EEUU) un premio honorífico a su carrera que quiso dedicar a su esposa, Catherine Zeta-Jones, y a su padre, Kirk, que este año cumplirá 100 años.

"La última vez que recibí una ovación fue cuando superé el cáncer hace 5 años", admitió emocionado Douglas al final de la gala celebrada en el hotel Beverly Wilshire en la 15 edición de los premios Películas para Adultos de la revista AARP (American Association for Real Possibilities).
Douglas, de 71 años, agradeció el papel de AARP en la sociedad estadounidense.

Creí que me lo daban por mi trabajo en el cine para adultos "Hacéis un gran trabajo por los mayores, como mi esposa desde que se casó conmigo", dijo Douglas sobre su mujer, de 46. El actor reflexionó sobre su gran trayectoria en el cine, con más de 50 largometrajes en su haber, una etapa que se abrió tras su paso exitoso por el mundo de la televisión, especialmente con la serie "The Streets of San Francisco".

"Cuando me dejaron un mensaje explicándome el premio no me quedó muy claro. Creí que me lo daban por mi trabajo en el cine para adultos", confesó el intérprete entre risas. "Conozco todas mis películas y no recuerdo haber hecho ninguna película de ese tipo", apuntó, bromista, el protagonista de títulos con alto contenido erótico como Instinto Básico, Atracción Fatal o Acoso.

Además, tuvo ocasión de recordar la figura de su padre, Kirk Douglas. "Mi padre, que tiene 99 años, me llamó hace poco preocupado porque estaba viendo una película en la televisión que no recordaba haber hecho. Le dije que era normal, que son cosas de la edad y que la memoria falla. Luego se dio cuenta de que no era él quien salía en la cinta, sino yo", apuntó Douglas.

"Eso me lo tomo como un gran halago", manifestó el doble ganador del Óscar como productor de Alguien voló sobre el nido del cuco y como actor por Wall Street, quien concluyó su intervención dejando claro que pretende seguir haciendo cine "hecho por y para adultos".

La ceremonia, dirigida por la humorista Kathy Griffin, vio el triunfo de Spotlight como mejor película, mientras que Bryan Cranston se llevó el galardón de mejor actor (Trumbo) y Lily Tomlin el de mejor actriz (Grandma).

Mark Rylance y Diane Ladd se llevaron los reconocimientos a los mejores actores de reparto por Bridge of Spies y Joy, respectivamente. Además, Ridley Scott fue nombrado mejor director por The Martian.