La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, ha firmado este sábado por la tarde con José Ignacio Asensio, presidente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa, el documento por el que la Comunidad cántabra autoriza, durante un periodo de tres meses, el vertido de residuos urbanos en la Planta de Tratamiento de Meruelo, a partir del próximo lunes, día 8.

"El preacuerdo firmado da respuesta a la petición de auxilio que nos había formulado el Gobierno Foral de Gipuzcoa", ha defendido la también consejera de Universidades, Investigación, Medio Ambiente y Política Social, que ha indicado a continuación que, de esta manera, Cantabria muestra su "solidaridad" y "colaboración interregional con nuestros vecinos de Gipuzcoa", ante "una situación de emergencia que les generaba un problema de salud pública".

Respecto del contenido del documento suscrito, Díaz Tezanos ha recalcado a través de un comunicado que se ha tomado una decisión "pensando siempre en lo mejor para Cantabria y para los cántabros", dado que el acuerdo alcanzado "es ventajoso, económicamente, para los intereses de nuestra Comunidad Autónoma".

En este sentido, ha reiterado que la colaboración va a permitir "sanear" las cuentas de MARE, la empresa pública encargada de los residuos y que el anterior Gobierno del PP dejó "con más de 4 millones de euros de pérdidas". Igualmente, el convenio va a permitir la consolidación del empleo en la empresa.

Finalmente, la también líder del PSC-PSOE ha recordado que el vertedero de Meruelo "tiene capacidad" para dar respuesta a una petición que se concreta en residuos urbanos ya tratados, "sin materia orgánica, que van directamente al vertedero".

Por su parte, José Ignacio Asensio, presidente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa, ha señalado que se trata de "un gran acuerdo y un alivio para nosotros".

De igual modo, ha opinado que la firma es "un síntoma de colaboración institucional", ya que ante la petición de "auxilio" de la entidad guipuzcoana ha habido una respuesta "inmediata" por parte del Gobierno de Cantabria.

Así, Asensio ha mostrado su agradecimiento a la vicepresidenta "por la colaboración" y ha expresado su deseo de que la misma "se mantenga durante los próximos cuatro años y se sustancie en un convenio".

VERTIDO

El vertido comenzará el lunes, fecha a partir de la cual el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa enviará a Cantabria 42.000 toneladas de residuos y pagará por ello 94,93 euros por tonelada, más el IVA correspondiente, a lo que hay que sumar otros dos euros en concepto de impuesto de vertido.

Estos residuos ya vienen tratados y no pasarán por la planta de valorización, sino que irán directamente al vertedero.

En el acuerdo el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa propone además el comienzo de unas negociaciones para llegar a un acuerdo de colaboración por un periodo de cuatro años y que supondría el vertido de 50.000 toneladas anuales.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.