La Consejería de Fomento e Infraestructuras, a través de la Mesa de Contratación, ha iniciado, con la apertura de las ofertas técnicas, el proceso de adjudicación para la inmediata adquisición de viviendas de segunda mano destinadas a favorecer el acceso a una vivienda digna a los colectivos que se encuentren en alto riesgo de exclusión social y residencial en la Región de Murcia.

La secretaria general de la Consejería de Fomento e Infraestructuras, Yolanda Muñoz, destacó que se han presentado un total de siete ofertas de viviendas al concurso público para su adquisición por la Administración regional, cuyo anuncio de licitación se publicó en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM) el pasado día 26 de diciembre, "para realojar a las familias en unas condiciones óptimas de habitabilidad y seguridad".

La iniciativa, que calificó de "gran calado social", supone "poder ofrecer una segunda oportunidad hacia la integración de estas personas, con hijos a su cargo, proporcionándoles medios y herramientas para salir de su situación de vulnerabilidad y abrir un camino más esperanzador en sus vidas", subrayó la secretaria general.

Muñoz, que presidió ayer la reunión de la Mesa de Contratación de la Consejería, indicó que la actuación "forma parte de una primera fase del programa de erradicación de la infravivienda, que tiene un carácter integral, lo que implica el acompañamiento de familias en situación de exclusión social y residencial cronificada".

En este proyecto trabajan las consejerías de Fomento e Infraestructuras y de Familia e Igualdad de Oportunidades, y en colaboración de los ayuntamientos y entidades sociales, a través de la Comisión Mixta para el impulso de políticas sociales en materia.

Para la compra de los inmuebles, la Consejería de Fomento dispone de un presupuesto de 662.500 euros y el número máximo de viviendas a adquirir dependerá del precio de las ofertas y siempre dentro del crédito disponible para esta actuación.

Para ello, se tendrán en cuenta los criterios y ponderación de la oferta económica, los criterios técnicos y aquellos otros como la necesidad de rehabilitación o reparación, el equipamiento de la vivienda, y su tipología (planta baja, trasteros).

Se analizarán igualmente las necesidades de cada familia y el entorno más apropiado, valorando aspectos como la proximidad de centros educativos y de salud, empleo, y medios de transporte, entre otros.

Las viviendas ofertadas deberán contar con tres o cuatro dormitorios para poder alojar a familias de al menos cinco miembros y localizarse en los municipios de Murcia y Alcantarilla. Para la definición de la ubicación de las viviendas a adquirir se ha tenido en cuenta las necesidades detectadas por la existencia de núcleos de familias en riesgo de exclusión social y la colaboración de los ayuntamientos mencionados.

La licitación se realiza por tramitación ordinaria mediante el procedimiento abierto de presentación de ofertas, y está financiada por la Comunidad Autónoma y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Esta iniciativa está incluida en la Estrategia Europa 2020, para la que los fondos europeos prevén la financiación de operaciones de realojo de poblaciones que habitan en asentamientos segregados para que puedan acceder a una vivienda. En este marco, la Región invertirá 7,8 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Murcia.