El Juzgado de lo Penal 1 de Almería ha condenado a penas que suman dos años y seis meses de prisión a un joven de 28 años que participó, junto a otras personas no procesadas, en el secuestro de un compatriota que supuestamente les había robado droga.

M.A. admitió en el acto de juicio haber participado en el plan para privar de libertad a la víctima, así como haberle amenazado con un pistola, y mostró conformidad con la pena solicitada por el Ministerio Fiscal como autor de un delito de detención ilegal y otro de amenazas con la atenuante de dilaciones indebidas ya que los hechos se remontan a 2010.

Según indica la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, M.A., de nacionalidad marroquí y vecino de Roquetas de Mar, acordó junto a otras personas no juzgadas y con "ánimo de obtener un beneficio patrimonial ilícito", privar de libertad a M.E.M. para que les "entregase la sustancia estupefaciente que supuestamente había sustraído".

Así, la víctima quedó con una de estas personas no identificadas en un centro comercial de Roquetas de Mar y, una vez allí, fue obligado "a punta de pistola" a subirse a un vehículo en el que viajaba M.A.

El magistrado Luis Columna indica que M.A. le dijo "que, o aparecía su droga, o mataba a todos los de Almería", y, a continuación, le soltó, marchándose en vehículos diferentes.

Ese mismo día, dos horas más tarde, el acusado quedó con la víctima de nuevo en el mismo sitio y, "amenazándole con su pistola, le obligó a subirse en el coche, marchándose en dirección a Málaga".

En el trayecto pararon en una gasolinera para cambiar de vehículo aunque durante este "no dejaron de amedrentar a M.E.M. con pistolas, exigiéndole que manifestara donde estaba la droga sustraída".

Tras la parada, "y amenazarle con que si no hablaba, le arrancarían los dientes", se lo llevaron "a la cima de una montaña, donde empezaron a golpearlo personas desconocidas que después le llevaron a un hostal cerca de Torremolinos (Málaga)".

La sentencia recoge que la víctima fue abandonada, aunque "custodiado por una persona desconocida", en el interior de un vehículo "mientras que el resto se marcharon del hostal al día siguiente en uno de los vehículos".

El Juzgado de lo Penal impone a M.A. dos años de prisión por el delito de detención ilegal y seis meses de cárcel por el delito de amenazas, si bien sustituye la pena privativa de libertad por multa de 12 meses a razón de cinco euros al día.

Consulta aquí más noticias de Almería.