El Consejo Rector del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) ha acordado este miércoles retirar la distinción de directora honoraria a Consuelo Ciscar, imputada —investigada, según la nueva terminología de la Lecrim— por sobrecostes en la adquisición de obras y publicaciones para la entidad cultural.

Asimismo, en la reunión, presidida por el conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, se ha acordado que cualquier exdirector del IVAM investigado por causas penales no pueda ostentar el reconocimiento de director honorario, tal y como figura en la nueva regulación de esta figura, aprobada este miércoles, y que se concederá "atendiendo a principios de mérito en la gestión".

La Generalitat ha explicado en un comunicado que esta distinción se otorga de forma inherente al cargo de director o directora del Instituto Valenciano de Arte Moderno, pero debe ser "la consecuencia de un reconocimiento público a una gestión ejemplar al frente de la institución".

Al respecto, Vicent Marzà ha destacado que "una persona imputada no puede ostentar un reconocimiento de uno de los museos paradigmáticos del pueblo valenciano, un espacio cultural que, además, ha sido víctima de un saqueo indecente".

A su juicio, "la corrupción y el clientelismo o la táctica de colocar a personas a dedo en direcciones como la del IVAM no son nuestras maneras de hacer y así lo está demostrando la nueva gestión cultural", ha declarado el consejero Marzà.

"sin la mínima sombra de duda"

En este sentido, las persones merecedoras de la distinción tendrán que destacarse por acciones o servicios que tengan como referencia "el fomento, tutela y difusión del arte moderno, sin la más mínima sombra de duda".

Por eso, se ha establecido que el Consejo Rector del IVAM delimite el nombramiento de dirección honoraria siguiendo unos criterios. De este modo, se aprobará mediante un acuerdo expreso del Consejo Rector; el nombramiento será acordado por mayoría absoluta de los miembros del Consejo Rector, a propuesta de al menos tres de ellos; la propuesta será elevada al presidente con una descripción detallada de sus méritos, y en el caso de que un director honorario, sea declarado investigado en una causa penal, relacionado con el ejercicio de su cargo en el IVAM, el nombramiento quedará automáticamente suspendido hasta que una sentencia judicial firme se pronuncio sobre la absolución de los cargos.

"Una de las primeras acciones que hice cuando asumí la cartera de la Conselleria fue justamente colaborar con la justicia para facilitar toda la documentación que ha requerido la Fiscalía sobre el caso de Consuelo Ciscar", ha recordado el conseller.

Además, el pasado 21 de enero el responsable de Cultura, en nombre de la Conselleria, se personó en la causa contra la gestión de Consuelo Ciscar y cuatro exsubdirectores al frente del IVAM. "Nosotros despolitizamos la cultura, somos absolutamente transparentes y completamente rigurosos en una cuestión: con el dinero de las valencianas y los valencianos no se juega. Más todavía, con nuestro dinero nadie puede jugar sucio en beneficio propio. Si alguien lo ha hecho tiene que rendir cuentas ante la justicia", ha añadido Marzà.

Ley del ivam

El titular de Cultura ha destacado: "Hace meses que estamos trabajando para devolver la dignidad al IVAM y, entre otras cosas, estamos trabajando en una Ley del Instituto Valenciano de Arte Moderno que saldrá a la luz durante este primer semestre y que dotará de mayor autonomía este centro artístico por excelencia".

Consulta aquí más noticias de Valencia.