El representante de la Gestora del PSOE en Melilla, Francisco Vizcaíno, ha pedido a Miguel Marín que dimita como presidente de la Autoridad Portuaria, dado que tendrá que sentarse en el banquillo por su actuación cuando era consejero de Administraciones Públicas, por un presunto delito de prevaricación administrativa.

Miguel Marín ha respondido que el socialista tiene "poca vergüenza" porque, además de asegurar que la contratación de un arquitecto por la Ciudad Autónoma fue legal, ha señalado que el PSOE permitió que continuaran sus diputados procesados por el caso voto por correo en la asamblea durante prácticamente toda la legislatura anterior.

El socialista Francisco Vizcaíno ha dicho que Miguel Marín será juzgado por contratar "a dedo" a un arquitecto en el Ayuntamiento, después de que la Audiencia Provincial de Málaga en Melilla haya rechazado su recurso de apelación relacionado con el llamado 'Caso Arquitecto'.

En cualquier caso, ha subrayado que "como siempre hacemos desde el PSOE, defendemos la presunción de inocencia y lo hacemos con todas las personas, sean de la formación política que sean. Su culpabilidad o inocencia lo determinará la Justicia" ha apuntado.

Ha querido dejar claro que los socialistas defienden que los políticos tienen "que ser ejemplares" y que los responsables políticos deben estar "dos pasos por delante de la actuación judicial". "Los socialistas cumplimos y damos ejemplo y es lo mismo que les pedimos a los demás", ha subrayado.

Llegados a este punto, el dirigente del PSOE ha hecho hincapié en que Miguel Marín "no puede permitir que su situación procesal afecte a una institución tan importante para Melilla" como la Autoridad Portuaria. "Debe dejar su cargo hasta que se resuelva su situación judicial", ha declarado, para añadir que "si Marín no dimite, el presidente de Melilla Juan José Imbroda debe demostrar que antepone los intereses de Melilla a los intereses de su partido y de los miembros de su partido" cesándolo del cargo.

"poca vergüenza"

El presidente de la Autoridad Portuaria, Miguel Marín, ha respondido al dirigente del PSOE Francisco Vizcaíno y ha aseverado que la contratación de un arquitecto por la Ciudad Autónoma, cuando él era consejero de Administraciones Públicas, fue legal, por lo que no incurrió en presunto delito de prevaricación, "como demuestran dos sentencias judiciales firmes y un informe del Consejo de Estado".

Miguel Marín ha manifestado que se le "está acusando de un delito imposible porque es imposible" que él prevarique, "cuando la Justicia" ha dicho que lo que ha firmado "es legal y esto cualquier persona que entienda algo de Derecho, te lo dice: es materialmente imposible".

Por ello el máximo responsable de la Autoridad Portuaria ha señalado que "es increíble que la señora Gloria Rojas (presidenta de la Comisión Gestora del PSOE) y el señor Vizcaíno pidan mi dimisión o cese cuando hay dos sentencias firmes y un informe del Consejo del Estado que avalan lo que yo firmé".

En este sentido ha reiterado sus críticas a los dirigentes de los socialista melillenses porque en el mandato 2011/2015 "en el PSOE, sin embargo, mantuvieron silencio con sus compañeros, permitiéndoles que siguieran ocupando sus actas de diputados en la Asamblea de Melilla, cuando la Justicia les pide más de treinta años de cárcel" por el llamado "caso voto correo", que juzgará la presunta compra de votos en las elecciones generales de 2008 por parte de los socialistas.

Consulta aquí más noticias de Melilla.