El Sindicato de Enfermería (Satse) de Andalucía ha exigido este miércoles a la Junta la "recuperación inmediata" de la jornada laboral de 35 horas semanales para sus empleados públicos "como han hecho ya comunidades como Castilla-La Mancha y el País Vasco".

Así lo ha reclamado en un comunicado en el que el sindicato ha lamentado que "Andalucía continúa a la cola en restitución de recortes y derechos a sus empleados públicos, ya que hasta la fecha sólo se ha anunciado la restitución del 25 por ciento de la paga extraordinaria de 2012".

En este sentido, Satse ha recordado que este mismo martes "el Gobierno vasco anunció que recuperará la jornada laboral para sus trabajadores públicos de 35 horas semanales, obviando la norma estatal de 2012 que establecía las 37,5 horas para los funcionarios, sumándose así a Castilla-La Mancha, que ya lo aprobó el pasado mes de diciembre".

Sin embargo, "en Andalucía el Gobierno optó el pasado mes de diciembre por imponer por acuerdo del Consejo de Gobierno y, sin negociación, una distribución de la jornada laboral de 37,5 horas semanales para el personal estatutario del Servicio Andaluz de Salud (SAS), tras múltiples sentencias judiciales en su contra", según ha criticado Satse, sindicato "mayoritario de la sanidad pública andaluza".

Para dicha organización, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, "debería empezar a demostrar con hechos y no con palabras su discurso de que hay una forma distinta de gobernar, alternativa a las políticas de recortes a nivel nacional", ya que, hasta la fecha, "está demostrando justo lo contrario, perpetuando unos recortes que están afectando gravemente al servicio que se ofrece a los ciudadanos", según Satse.

Así las cosas, el citado sindicato ha exigido a la Junta que "se retome la negociación sobre la regulación de la jornada en el SAS en el seno de la Mesa Sectorial de Sanidad", y que "deje de demorar la restitución de los derechos laborales y salariales sustraídos en los últimos años".

Entre ellos, Satse reclama "la recuperación de todos los conceptos retributivos y derechos laborales suspendidos por la Ley 3/2012, incluyendo la devolución real y efectiva de días de libre disposición, adicionales y por antigüedad, la recuperación del empleo público destruido o reembolsar todas las cuantías económicas confiscadas en los últimos años, tales como el cinco por ciento rebajado en 2010, la paga extra de 2012, el diez por ciento de las retribuciones variables íntegras y las pagas adicionales de las extras".

En caso contrario, el Sindicato de Enfermería asegura que "continuará convocando, tanto en solitario como con otras fuerzas sindicales, las acciones de presión que considere necesarias tanto en los tribunales como con movilizaciones por toda Andalucía".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.