Los sindicatos UGT y CCOO en Renault consideran "una provocación" las exigencias y medidas de flexibilidad apuntadas este miércoles por parte de la dirección de Renault para acometer el tercer plan industrial.

Fuentes de ambos sindicatos han indicado a Europa Press que ambas centrales están dispuestas a negociar y hay predisposición de los trabajadores de entrar a negociar este nuevo tercer plan industrial, tras haberse celebrado asambleas donde se les consultó a los empleados al respecto.

Fuentes de la sección sindical de UGT en Renault en Sevilla han indicado que la primera impresión sobre las medidas apuntadas este miércoles en la reunión con el comité intercentos en Valladolid es que "la empresa nos plantea medidas que no hay por donde cogerlas", toda vez que les han desglosado "las medidas que mejoraría la competitividad de Renault en España, con vigencia para cuatro años".

Así, entre esas medidas se encontraría "aumentar la jornada en cuatro días más al año, pasando de 216 a 220", además de "congelar los días de antigüedad", crear un turno de fin de semana y establecer reducciones en materia salarial "especialmente en materia de pluses como el de trabajo en sábados o en festivos".

"Esto es una auténtica salvajada", lamentan desde UGT, quienes definen esta propuesta de la empresa como "una carta a los Reyes Magos", con la que UGT no está de acuerdo, y así se lo hará llegar en la próxima reunión con la empresa, prevista para el 10 de febrero.

A juicio, de UGT, ese despliegue de peticiones supone "una provocación y una total deslealtad hacia los trabajadores de Renault en España; eso es un mal pago a nuestro trabajo, a nuestro compromiso y a nuestro saber hacer".

Asimismo, lamentan que desde la dirección de Renault "no nos han dicho nada nuevo ni para qué modelos sería la nueva caja de velocidades que se podría acometer en la planta de Sevilla".

UGT tiene previsto celebrar asambleas informativas el próximo lunes y espera constituir una plataforma "para plantear nuestras peticiones sociales y laborales".

Por su parte, fuentes de CCOO lamentan que en la reunión de este miércoles "no ha habido noticias buenas", y se ha centrado en desarrollar las medidas de flexibilidad y competitividad del nuevo plan industrial, como el aumento de la jornada a 220 días, consolidación de los días de antigüedad al momento del inicio del acuerdo sin generar mas derechos, modificar el ascenso de Especialista C a Oficial de 3a, "pasando de ser automático a ser meritocratico", creación de un turno de trabajo de fin de semana sin encarecimiento de los costes, o flexibilidad diaria, "pudiendo prolongar o reducir la jornada en una hora a cargo de la bolsa de horas colectiva".

Han apuntado que en el caso de la fabricación de la caja de velocidades en la factoría de San Jerónimo, la empresa "nos recuerda que es un proyecto del que se está hablando y se está preparando pero que aún no está adjudicado". "Están haciendo ahora un estudio de viabilidad, por lo que se puede o no hacer", han añadido fuentes de CCOO.

CCOO estudiará lo que la dirección de la empresa plantea y manifestará la necesidades de los trabajadores de Renault España "que goza de buena salud", por lo que a juicio del sindicato, "deberíamos tener un incremento salarial y mejorar el empleo, acabando con la eventualidad, pues tenemos un elevado número de compañeros con contratos relevo".

"Queremos más actividad, pero no a cualquier precio, y debe reconocerse el esfuerzo de los trabajadores de Renault", han indicado fuentes de CCOO, quienes abogan por "solucionar los problemas de los trabajadores".

Por ello, valoran "la oportunidad de apostar por afianzar aún más el futuro de las factorías de Renault en España y dar solución a los problemas que se están generando en cuanto empleo en nuestras factorías" y se ha sentado a negociar con la dirección de empresa "para intentar llegar a un acuerdo satisfactorio".

"CCOO tenemos la creencia de que la unidad hace la fuerza, por ello proponemos al resto de organizaciones, elaborar un conjunto de medidas de mejora en empleo, salario y futuro, para después presentárselo a la dirección de la empresa", ha aseverado CCOO, que reconoce que no le pilla "de sorpresa" la "ambición" de la dirección de la empresa, "a pesar incluso que debido a la muy buena recuperación de las ventas en España y en Europa, está batiendo records de producción, situando a Renault España en su mejor momento de la ultima década".

"Durante los últimos años, años difíciles, años de crisis, los trabajadores de Renault España, en un acto de responsabilidad, hemos arrimado el hombro para mantener en pie las factorías españolas, con la intención de retomar el rumbo y consolidar el trabajo y el futuro de todos los trabajadores", han añadido fuentes de CCOO, quienes consideran que con la petición de estas medidas, la dirección de la empresa "no se ha enterado de que las cosas tienen que cambiar, que no es momento sólo de pedir, sino de que los esfuerzos de los trabajadores sean recompensados".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.