El delegado de CGT en Renault-España, Unai Hernández, ha advertido hoy de que su organización no está dispuesta a entablar negociación alguna con la firma automovilística respecto del III Plan Industrial planteado por la Dirección, al entender que el mismo responde a una estrategia para ningunear la recuperación de derechos que exigen los trabajadores tras años de sacrificios.

"!No tenemos nada que negociar, la propuesta de la empresa es un insulto a toda la plantilla!", ha enfatizado Hernández, quien, en declaraciones a Europa Press, añade que el planteamiento de la Dirección no le ha pillado por sorpresa ya que, ante el clima de bonanza económica por el que atraviesa Renault, pretende "meternos la vaca y la ganadería entera", en referencia a su intento de plantear un órdago inicial para luego ir rebajando exigencias y simular un esfuerzo por atender las demandas de los trabajadores.

El representante de CGT ha desvelado que antes del Comité Intercentros su sindicato ha propiciado una reunión interna con el resto de organizaciones para, sin éxito, solicitar de ellas un boicot a la negociación y posponer las conversaciones para finales de año.

Hernández insiste en que las exigencias de la empresa son un "absurdo" y ha expresado la negativa de CGT a prestarse a negociar más rebajas en una empresa que está obteniendo ingentes beneficios. "Esto, en los años 70 u 80, Renault no se habría atrevido a plantearlo ya que en ese caso todos los sindicatos nos habríamos levantado de la mesa y la habríamos mandado al rincón de pensar", ha advertido el sindicalista.

Aunque CGT asistirá a la próxima reunión del Comité Intercentros, fijado para el 10 de febrero, el sindicato tiene previsto celebrar este domingo asambleas de afiliados con el fin de determinar qué postura llevar a dicho encuentro.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.