La localidad de Montanejos, en Castellón; las de Tárbena, Rafal y Elda en Alicante, y las de Oliva y Gandia, en la provincia de Valencia, son algunos de los municipios en los que se encuentran los centros educativos en los que se realizaron obras adjudicadas por la empresa pública Ciegsa con un mayor sobrecoste final respecto al presupuesto de adjudicación previsto inicialmente.

Ciegsa es una de las empresas que está siendo investigada en la llamada Operación Taula, derivada del caso Imelsa, por un presunto amaño de contratos a cambio de comisiones ilegales en varias administraciones públicas de la Comunitat Valenciana. Uno de los detenidos en la macrorredada del pasado martes fue el ex secretario autonómico de Educación y ex consejero delegado de Ciegsa —desde 2004 a julio de 2007— Máximo Caturla, quien, posteriormente, ocupó el cargo de vicepresidente en la Diputación de Valencia.

Se da la circunstancia de que antes de que se llevaran a cabo las detenciones, el actual gobierno de la Generalitat Valenciana había presentado paralelamente un informe de la Intervención sobre toda la actividad de Ciegsa —desde el año 2001— que apunta a sobrecostes de 1.000 millones. Dicha documentación ha sido puesto a disposición de la Fiscalía.

Según un listado de las obras adjudicadas por la empresa pública de construcciones educativas entre 2001 y 2012, al que ha tenido acceso Europa Press, el centro Alto Mijares en Montanejos (Castellón) es el que presenta una mayor desviación porcentual —no en euros— entre el importe de adjudicación y lo que ha costado a 31 de diciembre de 2015: un 226 por ciento más de lo que se previó.

Adjudicada en el año 2003, esta actuación contemplaba algo más de 1,1 millones pero el coste final roza los 3,8 millones, es decir 2,6 millones más.

En la demarcación de Castellón, destaca también la diferencia registrada en el CP Francisco Mondragón de Eslida, con una actuación adjudicada en 2001 por 533.415 euros y en la que se estima un coste de 990.610, un 86% superior.

Otros proyectos cuyo importe a diciembre de 2015 se distancia significativamente del original son el IES Llombai de Burriana, con una variación sobre el coste de adjudicación de casi 4,6 millones, un 65%; Albergue Juvenil Argentina de Benicàssim, que figura con un coste de 1,9 millones, 729.00 más de los previstos (58%); e IES Carretera de Tírig de Sant Mateu y CP Carmen Martí de Artana, que superaron lo presupuestado en un 49 por ciento, lo que se traduce en 1,7 millones y 287.00 euros de más, respectivamente.

En los datos de Castellón, rondan además el 40 por ciento de sobrecoste el Centro de Tecnificación Deportiva de Vila-real (43%, se ha disparado a 28 millones); CP Errando Vilar de Almassora (41%) e IES Alto Palancia de Viver (39%).

Por lo que respecta a la provincia de Alicante, los 'picos' máximos de divergencia alcanzaron un 151 por ciento —de una obra del colegio de Infantil y Primaria San Salvador de Tárbena— y un 122 por ciento, del IES Nuevo de Rafal, que ha costado casi 7 millones de euros (6.919.002 euros) en lugar de 3.113.295.

Además, en la localidad de Elda aparecen dos porcentajes elevados: el del IES Monastil, adjudicado en 2001, que pasó de 2,7 millones previstos a más de 5,7, una diferencia de 3 millones y un 114%; y CP Padre Manjón, que de 4,7 millones ha acabado con un importe estimado de 9,3, un 98 por ciento más.

Con variaciones superiores al 50 por ciento figuran, entre otros, CPFA Mercé Rodoreda de Elche (con una actuación de 650.000 euros que ha llegado al millón, un 73% de incremento); IES Nuevo PAU 2 de Alicante, de 6 a 10 millones, aproximadamente, un 59% más; y ampliación del IES Catral, de 2,5 millones a 3,9, + 56%.

VALENCIA

Finalmente, en la provincia de Valencia, donde más proyectos llevó adelante Ciegsa, Oliva y Gandia son dos de las ciudades en las que se ha calculado un mayor incremento. Un ejemplo es el Conservatorio Profesional de Música de Oliva, adjudicado en 2001 por casi 1,6 millones pero cuyo coste a final de 2015 llega a 3,1, un 98 por ciento más.

En el caso de la capital de la Safor, se documenta una actuación en el CP Joan Martorell, con un 94% de desviación al pasar de 1,3 a 2,6 millones; y otra en el CP Juan XXIII, un 86 por ciento más (de 2,2 a 4,2 millones).

Según la información consultada, el importe adjudicado por Ciegsa por los encargados de estas obras fue de unos 1.565 millones de euros pero el coste supera los 1.880 millones, en torno a 315 más.

Consulta aquí más noticias de Valencia.