El Gobierno del Principado trabaja ya en la elaboración de un plan integral de gestión del prerrománico que que incluya todos los aspectos relacionados con la protección, conservación, restauración y difusión de monumentos y para ellos estudiará los posibles modelos privados o externos de financiación más adecuados.

Así lo ha explicado el consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Preguntado por las inversiones previstas por parte del Ejecutivo, Alonso ha indicado que aún es "prematuro" hablar de cifras e indicado que la intención del ejecutivo es poner en marcha dicho plan "con la máxima celeridad posible".

En este sentido la Dirección de Patrimonio ya ha encargado estudios para determinar cuál es la fórmula jurídica idónea para la gestión de este legado, cuyas competencias le corresponden al Principado, teniendo en cuenta que son las tres administraciones implicadas —estatal, autonómica y local— además de la Iglesia.

Alonso ha incidido en destacar la implicación de todas las partes, motivo por el que Cultura ha programado un calendario de reuniones que incluye además a todos los agentes interesados. Ya hay fijadas para este mes, en el marco de los actos de los 30 años de inclusión en la UNESCO del prerrománico, varias reuniones científico-técnicas.

El consejero ha indicado que si bien los últimos tres años han supuesto un notable impulso a la actuación en materia de restauración del prerrománico con intervenciones en la Cámara santa, Santa Cristina de Lena o Santo Adriano de Tuñón, entre otros, la intención del Principado es dar ahora el salto al interior de los edificios.

"Se intervendrá en las pinturas murales de San miguel de Lillo, Santo Adriano de Tuñón y San Julián de los Prados. Para San Miguel de Lillo ya existe un proyecto de conservación y restauración", ha dicho Alonso, que no ha concretado la inversión prevista.

Consulta aquí más noticias de Asturias.