El Gobierno regional está en la fase de elaboración del dictamen con las conclusiones de todas las enmiendas al Presupuesto de la Comunidad para 2016 y analizando cada una por separado, porque "van a tener una solución diferente". El objetivo es "modificarlas" y que "no supongan un problema a la hora de la prestación de servicios públicos".

Así lo ha hecho saber la portavoz del Gobierno regional, Noelia Arroyo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno y al ser preguntada por este asunto.

En este sentido, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Andrés Carrillo, ha transmitido a sus compañeros del Consejo de Gobierno que, aunque el Presupuesto aún no se ha publicado, la Comunidad está pendiente de recibir la certificación de la aprobación de las cuentas.

Arroyo ha criticado que las enmiendas se aprobaron "en bloque, sin analizar las consecuencias" y, ahora, las consejerías están analizando "una a una" las consecuencias.

Por ejemplo, el Gobierno regional está estudiando las enmiendas que considera "inviables", porque reflejan en el articulado "alguna modificación presupuestaria, pero que no está reflejada en el estado de gasto".

Asimismo, el Ejecutivo está trabajando en las enmiendas que extraen presupuesto del capítulo II y que, por tanto, está quitando dinero de asuntos como la energía eléctrica, agua, transporte y difusión de la señal de comunicación, entre otras cosas. El Gobierno regional se propone "corregir" estas enmiendas porque "no se van a poder llevar a cabo", según Arroyo.

Por último, el Gobierno regional está analizando los 30 millones de euros que provienen de los proyectos que se benefician de fondos europeos, y su intención es "recuperar esas partidas" con el fin de no perder la inversión de los proyectos financiados por la UE sino no ser penalizados como región a la hora de no ejecutarlos.

Enmiendas de sanidad

La consejera de Sanidad, Encarna Guillén, que ha comparecido en rueda de prensa con la portavoz, ha señalado, por ejemplo, que las enmiendas conllevan que no se puedan utilizar 200.000 euros del apartado de prevención destinados al cribado de cáncer, aunque su departamento está analizando todas las vías posibles para "solventarlo" desde un Gobierno "responsable".

Además, Guillén ha lamentado que otra enmienda hablaba de la posibilidad de implantar un oncólogo en distintas áreas, cuando "hace unas semanas ya se anunció el Plan Regional de Oncología, que conlleva que un oncólogo del servicio de oncología del Hospital Virgen de la Arrixaca va a ir a partir de este mes de febrero por las distintas zonas de Yecla, Caravaca y Lorca atendiendo a los pacientes".

Por tanto, la consejera ha criticado que se trata de una enmienda "estética" que no lleva "consecuencias prácticas", porque el Gobierno regional ya las ha anticipado.

Consulta aquí más noticias de Murcia.