La Policía Municipal de Valladolid ha realizado este miércoles en la Plaza Mayor la puesta de largo de los 13 nuevos vehículos, modelo Renault Scenic, que ha adquirido el Ayuntamiento con el pago de 379.192,01 euros con cargo al Presupuesto de 2015.

Como ha explicado el alcalde de la ciudad, el socialista Óscar Puente, con estos nuevos coches se "palia en parte" la necesidad de "renovación" que existe en el parque móvil de la Policía Municipal, ya que cuenta con una antigüedad media "muy importante". De hecho, ha subrayado que el Consistorio llevaba cinco años sin adquirir vehículos.

De este modo, con cargo al Presupuesto de 2015 se han comprado 13 nuevos Renault Scénic, de los cuales seis son coches patrulla y siete están preparados para llevar a detenidos, con un coste total de 379.192,01 euros.

Los coches se han adquirido, como ha precisado Puente, a través del Sistema de Adquisición Centralizada Estatal, pues era "la única manera" de hacerlo con cargo al Presupuesto de 2015. De hecho, en el caso de las 17 motocicletas que pretendía comprar el Consistorio, no pudo formalizarse a través de esta 'central de compras', por lo que han tenido que ir con cargo al Presupuesto de 2016.

"Hay que tener en cuenta que, aunque en el presupuesto de 2015 estaban previstas estas compras, cuando llegamos nosotros el 13 de junio, no se había dado ningún paso al respecto", ha asegurado Puente, que ha explicado que el sistema de central de compras también sirvió para reducir los plazos de ejecución, puesto que si se hubiera utilizado un procedimiento convencional de publicación de Pliegos y adjudicación de contrato, no se habría podido ejecutar con cargo al Presupuesto de 2015.

Los vehículos adquiridos por el Ayuntamiento, Renault "como no podía ser de otra forma", están propulsados por motores diésel de 130 caballos, del "más bajo consumo" y equipados "con la más alta gama para vehículos policiales", según Óscar Puente. Han sido pintados con los colores, anagramas y reflectantes, según las normas establecidas por la Junta de Castilla y León, recogidas en el Manual Corporativo de la Policía Local.

Todos los coches van dotados con puentes de luces prioritarios tipo LED de color azul, marca VAMA, con focos frontales y laterales, focos frontales intermitentes rojos, barra signalmaster de LED homologados según norma europea, y altavoz de 100 vatios.

Los asientos traseros disponen de cinturones de seguridad homologados en las plazas próximas a las puertas, con tres puntos de anclaje, que se recogen en la parte superior central del asiento posterior y enclavándose en los laterales. Disponen de un sistema de bloqueo de los cinturones que impide su extensión, accionado desde el habitáculo delantero.

Otras características de estos coches patrulla son la luz en el habitáculo de detenidos, operable desde el panel de mandos, ventiladores de refuerzo de aireación del habitáculo trasero, asiento doble en fibra con almohadillas y pintado, suelo de compartimento trasero conformado, con desagüe y sifón y paneles de puertas traseras completos y lisos.

Siete de ellos son de cuatro plazas y están equipados con el 'Kit de detenidos' y los otros seis cuentan con seis plazas.

DISTRIBUCIÓN

La distribución de los vehículos será de un coche de cinco plazas y dos para detenidos en el distrito 1º (Delicias-Canterac); uno de cada tipo para el Distrito 2º (Rondilla); uno de cinco plazas y dos de detenidos para el 3º (Parquesol), uno de cada tipo para el distrito 4º (La Rubia) y dos de cinco plazas y uno con 'Kit de detenidos' para el 5º (Zona Centro).

Estos 13 nuevos vehículos se destinarán prácticamente todos a sustituir a los más antiguos de la flota, que en estos momentos se compone de 96 automóviles.

En la presentación han estado presentes también la intendente jefa de la Policía Municipal, Julia González Calleja, el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez; y representantes de Renault España, como el director ejecutivo, Antonio Alastuey; el director regional, José Antonio del Olmo; y el gerente de los Concesionarios Renault de la provincia, José Luis López Valdivielso.

Por su parte, Alastuey ha recalcado que la marca del rombo tampoco "concibe" que los vehículos de la Policía de Valladolid no sean Renault, por lo que ha dado las gracias al Ayuntamiento por "confiar" en ellos, al tiempo que ha manifestado la intención de aportar más coches en el futuro para renovar la flota.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.