El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha anunciado que prevé llevar en el mes de marzo a Consejo de Gobierno de la Junta el nuevo Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía 2016-2020, donde se incorpora la regulación de la vivienda protegida, con tres regímenes, se unifica en una orden única los tres programas destinados al alquiler y donde se recupera el programa de autoconstrucción y el programa de permuta de viviendas, además de apostar por la rehabilitación.

López ha calificado este miércoles en comisión parlamentaria como "ambiciosamente realista" el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía 2016-2020, documento que, según ha descrito en comisión parlamentaria, "se ha gestado teniendo en cuenta las circunstancias no solo económicas y financieras, sino también sociales".

El consejero ha puesto de relieve la participación en la elaboración del nuevo plan, cuyo texto se presentó en octubre ante el Observatorio de la Vivienda de Andalucía. Tras incorporar al texto muchas de las propuestas, se llevaron a cabo reuniones bilaterales con diversas entidades y se presentó el borrador en comisión parlamentaria. También se ha trasladado el borrador del Plan a los organismos y consejerías implicados en el proceso para informe preceptivo y alegaciones.

De esta forma, el pasado 25 de enero se inició el plazo de información pública, que se prolongará hasta el próximo 16 de febrero, y, una vez que se cierre este periodo, será remitido a Consejo Económico y Social para su aprobación final en Consejo de Gobierno, que el consejero prevé para el mes de marzo.

Ha recordado que el plan persigue tres objetivos fundamentales, como son "facilitar el acceso a la vivienda en condiciones asequibles y evitar la exclusión social, e impedir la pérdida de la vivienda por motivos económicos; incentivar la rehabilitación y la promoción de viviendas; y, por último, facilitar el cambio hacia un modelo de ciudad sostenible impulsando actuaciones de rehabilitación de determinadas áreas, de adecuación del espacio público y de rehabilitación de inmuebles de destacado interés urbano y patrimonial".

Con estos pilares, el 29 de octubre presentaron este borrador del plan ante el Observatorio Andaluz de la Vivienda, órgano consultivo en el que están representados todos los agentes implicados en este ámbito, y se abrió un plazo "para enriquecerlo aportando sus sugerencias e iniciativas", ha añadido.

Ahondando en el documento, Felipe López ha informado de que el plan incorpora los programas específicos de fomento del acceso a la vivienda, la regulación relativa a la superficie, destinatarios, plazo de la calificación y la duración a 30 años de la calificación de las viviendas protegidas. En concreto, se contemplan tres regímenes de vivienda protegida, como son especial, general y tasado —tanto para la venta como para el alquiler—, escalonando el precio en función de los ingresos de sus destinatarios.

Contempla además un instrumento específico de apoyo para asesoramiento para desahucios para "convertirse en apoyo a las familias ante riesgo de pérdida de familia habitual", algo que ya se está realizando en las oficinas antidesahucios, con más de 10.000 familias atendidas.

Se incluyen, además, medidas tendentes a facilitar la transmisión de la vivienda sin devolución de ayudas en situaciones muy específicas.

Asimismo, ha garantizado que la Consejería de Fomento y Vivienda dará respuesta "a los compromisos adquiridos en anteriores planes de vivienda, dando prioridad al pago de las ayudas a las cuotas del préstamo a adquirentes de vivienda protegida". También se considerará "prioritario" dar continuidad a las ayudas autonómicas a los promotores de viviendas en régimen de arrendamiento.

AUTOCONSTRUCCIÓN

En materia de fomento del alquiler, y con el objetivo de evitar viviendas deshabitadas en Andalucía, el plan incorpora por un lado programas dirigidos al parque público y, por otro, programas destinados a todo el parque residencial. Así, los tres programas de alquiler se gestionarán con una orden única "para agilizar y clarificar el proceso y hacerlo administrativamente más ágil".

Entre las medidas de carácter habitacional, el Plan recupera el programa de autoconstrucción de vivienda protegida que contempla que los propios usuarios, constituidos en cooperativa y con la colaboración del ayuntamiento construyan sus viviendas protegidas. Además, el programa de permuta "facilitará el intercambio de viviendas entre ciudadanos para garantizar la adecuación a las necesidades del ciudadano".

Además, una serie de actuaciones dirigidas a la eliminación de la infravivienda y actuaciones en las áreas de rehabilitación integral, la regeneración del espacio público, así como la rehabilitación de edificios públicos completan el documento, además de acometer la realización de un mapa urbano de la vivienda.

El consejero ha criticado en la comisión la "falta de coherencia del PP", el cual "habla a la vez de tramitación lenta y a la vez pide que haya participación y consenso con los agentes sociales".

Tras reconocer que en el anterior plan "había muchos menos recursos y hubo que reprogramar muchas actuaciones", considera que el anterior plan "no fue un fracaso, sino que los objetivos se alcanzaron parcialmente".

Ha reconocido que los recursos en la actualidad "son limitados" pero cree que la construcción "debe recuperar peso y empleo, para que acabe cogiendo más impulso, no tanto en la construcción de obra nueva, sino en la rehabilitación, que puede generar dos veces y media más actividad, riqueza y empleo que la construcción".

"La idea es mejorar la ciudad existente que alentar el crecimiento de ciudades nuevas y los recursos públicos se encaminarán a la mejora de la ciudad, la adecuación funcional y la adaptación energética de viviendas, además de un compromiso con la accesibilidad", ha añadido el consejero, quien ha replicado al PP que "la comunidad autónoma que mejor ejecuta los recursos del Plan Estatal es la Junta de Andalucía" y considera que el PP "no está en las mejores condiciones de dar lecciones al PSOE".

Críticas del pp

La diputada del PP Alicia Martínez lamenta la "asfixiante" negociación del Plan Andaluz y lamenta que la anterior legislatura "fue en blanco y terminó sin un plan, pues el ultimo acabó en 2012 y con un crítico balance", toda vez que la entonces consejera, Elena Cortés (IU) "arrojó datos del fracaso de ese plan, que sólo alcanzó el 40 por ciento de objetivos de venta y alquiler y 16 por ciento en objetivos de eliminación de infravivienda".

Lamenta que el bipartito PSOE-IU "dejó pasar el tiempo sin que las necesidades de vivienda fueran menores", mientras que ahora el PSOE "corrige el plan de IU pero no da explicaciones de nada; sólo da un salto al vacío presentando un borrador y sin transparencia y sin hacer autocrítica de ningún tipo".

Asimismo, lamenta que aunque el pasado 29 de enero se empezó el período de información pública, "no se ha ofrecido balance de lo anterior".

Considera que, sobre el nuevo plan, con una proyección temporal de 2016 a 2020, "no se sabe qué plan estatal le va a dar cobertura, por lo que se trata de una huida hacia adelante".

Además, ha criticado que la Junta "no es capaz ni de convocar ayudas" y ve "muy lamentable" el hecho de que las ayudas para alquiler de 2015 "aún no se han resuelto ni se sabe cuándo le va a llegar el dinero a los inquilinos". Ha recordado que la Junta "ha sido condenada a pagar ayudas al alquiler y hay muchos inquilinos que le demandan en los juzgados".

"No nos cuadran las cuentas y esto nos parece un plan de diseño, una declaración de buenas intenciones, pero estamos preocupados por que no se vuelva a cumplir", ha añadido Martínez, quien recuerda que para 2016 "hay cero euros destinados para ayudas a la autoconstrucción".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.