El Parlament de Catalunya
El Govern en el Parlament. EP

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dejado hoy claro que no entra en sus planes promover una reforma del sistema de financiación autonómica y ha subrayado que su objetivo en esta legislatura es negociar con el Estado una vía que permita a Cataluña ser independiente "pronto".

"El Govern no promoverá ni liderará la reforma del sistema de financiación. Y si lo hiciese, probablemente al otro lado aún no encontraríamos a nadie", ha afirmado Puigdemont en la primera sesión de control del nuevo presidente de la Generalitat, en el pleno de hoy del Parlamento catalán.

El presidente catalán ha finalizado su intervención de forma contundente: "Que la independencia va en serio algunos se han dado cuenta demasiado tarde".

Puigdemont apunta que "la independencia va en serio"Puigdemont ha contestado en estos términos a la jefa de la oposición y líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, quien ha lamentado que el president "renuncie a mejorar la financiación" catalana por una independencia que, a su juicio, "no quieren los catalanes".

"Si ustedes no lo hacen, ya lo haremos nosotros", ha replicado Arrimadas, cuyo partido puede ser clave en las Cortes para conformar una nueva mayoría que permita la gobernabilidad del Estado.

En respuesta a Arrimadas, Puigdemont se ha mostrado irónico: "Estaremos muy atentos a sus movimientos y sobre todo al éxito de sus movimientos".

"Nos gustará mucho si un día, que no será pronto, hay un Gobierno español que nos invita a explicarnos qué idea tiene del modelo de financiación de este 'mientras tanto' que hemos de ir gestionando hasta que lleguemos a ser un Estado independiente", ha añadido.

Puigdemont ha justificado que el Govern renuncie a abanderar la reivindicación de una nueva financiación con el argumento de que este no era uno de los compromisos electorales de Junts pel Sí (CDC y ERC).

Esto no impide, ha puntualizado, que el Govern se abra a un "diálogo permanente" con el Gobierno, aunque ha especificado cuál debe ser el objeto de negociación: "Lo que iremos a pedir finalmente a un Gobierno español, cuando lo haya, y no será pronto, es lo que los ciudadanos nos han encargado, que es negociar que este país sea un Estado independiente pronto".

Puigdemont afirma que una nueva financiación no era un compromiso electoral de JxSíAdemás, ha reclamado a C's su apoyo a la Generalitat en la "denuncia de los incumplimientos constitucionales del Gobierno español en relación a Cataluña".

Por su parte, Arrimadas ha puesto el acento en la importancia de disponer de un nuevo modelo de financiación que "blinde" los servicios básicos de sanidad y educación.

Para Arrimadas, supone un "auténtico error" que el Govern renuncie a "una de sus obligaciones, como que es intentar mejorar la vida de los catalanes" a través de una nueva financiación.

En cambio "van a ir a negociar la independencia", por lo que "confunden la realidad con el deseo" ya que "no disponen de una mayoría social", ha denunciado.

En la primera sesión de control a Puigdemont en el Parlament, el proceso soberanista ha estado ausente de la mayor parte de las intervenciones, salvo la de Arrimadas y la del presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, Jordi Turull, que ha denunciado la "continua amenaza" del Gobierno central ante "cada paso" hacia la independencia.

"No renunciaremos de ninguna manera a tirar adelante nuestros compromisos", ha asegurado Turull.

Puigdemont ha admitido que "no es agradable tener que aplicar un mandato democrático siempre con la espada de Damocles y la amenaza constante, permanente e infundada del Estado, que debería estar colaborando para hacer posible la expresión democrática de este país".

"Hemos venido a preparar en estos 18 meses un Estado, para convertirnos en un Estado independiente, con las máximas garantías jurídicas, con la máxima protección para todos los ciudadanos, con la máxima preparación de las estructuras de Estado", ha razonado.

Según Puigdemont, los preparativos de la independencia proseguirán desde el Parlament, porque "la democracia no tiene otra fórmula que hacerlo.
Parafraseando al poeta Jaime Gil de Biedma, ha advertido a la clase política estatal: "De que la independencia iba en serio ustedes se han dado cuenta demasiado tarde".

Primera sesión de control en seis meses

El Parlament celebra este miércoles un pleno con la primera sesión de control a los consellers y al presidente de la Generalitat en seis meses, después de que las negociaciones entre JxSí y la CUP para empezar la legislatura se alargaran hasta la fecha límite.

La última sesión de control se celebró el 22 de julio, en el último pleno de la anterior legislatura, cuando Artur Mas aún era presidente y cuando tan solo habían pasado dos días desde que se había presentado en sociedad la coalición soberanista JxSí.

En estos seis meses se han celebrado varios plenos, pero el Govern no se ha sometido a ninguna sesión de control: primero por el parón estival; luego porque se celebraron elecciones el 27 de septiembre, y finalmente porque el Ejecutivo permaneció varios meses en funciones.

Este miércoles es la primera vez que los nuevos consellers se estrenen ante la Cámara, primero respondiendo las preguntas de los grupos en la sesión de control, y después afrontando las interpelaciones.

Algunos de los temas que se abordaran son el plan de choque social prometido por JxSí y que ahora tiene que ejecutar el Govern; los centros escolares concertados; las políticas de agua del Govern y la política sanitaria.

Primeras aprobaciones

Es el tercer pleno desde que Puigdemont asumió la Presidencia: en el primero fue investido; en el segundo presentó al nuevo Ejecutivo, y en este tendrá el clásico careo con el resto de líderes parlamentarios por el que se caracteriza la sesión de control al presidente.

En el pleno de este miércoles también se someterán a votación dos cuestiones: el decreto ley para validar la prórroga presupuestaria del Govern, y el decreto para aplicar el incremento retributivo del uno por ciento al personal del sector público de la Generalitat para este año.

La CUP ya ha anunciado que facilitará el trámite de la prórroga presupuestaria, por lo que Govern no tendrá problemas para lograr luz verde al proyecto, que presentará ante la Cámara el vicepresidente y conseller de Economía, Oriol Junqueras.

El orden del día del pleno también incluye la elección de los cinco miembros del Consell Assessor del Síndic de Greuges per a la Prevenció de la Tortura i Altres Tractes o Penes Cruels, Inhumans o Degradants.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.