Bolso subfusil
El Pursuader, un boldo apto solo para valientes.

El nuevo diseño del británico James Piatt promete armar algo más que revuelo en los controles de los aeropuertos de todo el mundo. Se trata del Pursuader, un bolso de mano para chicas hecho de cuero y con forma de subfusil.

Así, con medio mundo en alerta terrorista y ahora que la gente está de vacaciones, seguro que más de uno se lleva un buen susto cuando se cruce con alguna admiradora del trabajo de Piatt mientras espera para facturar su maleta.

El móvil, en el cargador

En su web, el diseñador afirma que el Pursuader "se parece a un subfusil y tiene un compartimento para el teléfono móvil en el cargador".

Según cuenta está construido con cuero cortado con láser, lo que da como resultado que el bolso no tenga ninguna costura. Este método, afirma Piatt, es una combinación de artesanía tradicional y alta tecnología. Perfecto para no pasar desapercibida.

El precio de tan atrevido diseño es de 289 dólares (211 euros), y aunque no cabe la menor duda de que atraerá todas las miradas, llevarlo en ciertas circunstancias puede ser imprudente.