Un total de doce medios aéreos y 67 miembros del INFOCA continúan trabajando esta tarde para sofocar el incendio que se originó el viernes en el campo de tiro de Cerro Muriano y que ha afectado ya a 550 hectáreas, según los datos facilitados por el delegado de Medio Ambiente de la Junta en Córdoba, Luis Rey.

Rey indicó que el incendio, que se declaró sobre las 15.30 horas del viernes, ha afectado aproximadamente a unas 550 hectáreas, de las cuales 300 pertenecen al campo de tiro y las 250 restantes corresponden a los terrenos colindantes, y añadió que todavía no está controlado, si bien confió en que se pueda lograr a lo largo del sábado, aunque no se podrá, probablemente, darlo por extinguido.

Restos de munición

Rey subrayó que el incendio en el campo de tiro de la base militar "se produce casi todos los años" y normalmente está provocado por los restos de munición que quedan en el terreno tras las prácticas de tiro, que dejan de realizarse a primeros de mayo.

Se produce "casi todos los años" y normalmente está provocado por los restos de munición
 

 

Explicó que los restos de munición estallan y prenden fuego debido a las altas temperaturas que se registran provocadas por el clima típico de esta época del año.

El delegado de Medio Ambiente de la Junta subrayó que los medios de extinción de incendios no pueden actuar en el interior del campo de tiro por las constantes explosiones, ya que la munición explota al entrar en contacto con las llamas, de forma que lo único que pueden hacer es refrescar el perímetro para que no salga.

En cambio, comentó que si las llamas traspasan los límites del campo de tiro "lo hacen con gran virulencia".

Horas complicadas

Luis Rey valoró el trabajo que realizan los agentes del Infoca, aseguró que el dispositivo trasladado a la zona "funciona bien" y adelantó que esta tarde realizará otro cortafuegos y un segundo plan de choque "más fuerte, para ver si se puede controlar".

Sin embargo, reconoció que esta tarde será cuando se presenten "las horas más complicadas, porque es cuando se registran las temperaturas más elevadas" y calculó que en el lugar del fuego se pueden alcanzar los 45 grados.

Insistió en que los miembros del INFOCA trabajaron en la zona durante toda la tarde del viernes hasta que anocheció y retomaron la tarea a las 7.30 horas del sábado, aunque hizo hincapié en que la zona afectada que no está incluida en el campo de tiro es un terreno de difícil acceso, lo que dificulta el control de las llamas.

Asimismo, Rey quiso transmitir un mensaje de tranquilidad a los vecinos de la barriada periférica de Cerro Muriano, ya que "no hay peligro para la población".