Cuatro personas murieron hoy cuando dos helicópteros de medios de comunicación chocaron cuando cubrían una persecución policial en Phoenix (Arizona), informó la policía.

El sargento de la policía Joel Trantor dijo que en cada helicóptero iban un piloto y un reportero gráfico y que, por tanto, no hay supervivientes.

Los dos helicópteros se incendiaron y se estrellaron sobre un céntrico parque de la ciudad, delante de una iglesia, pero no hubo heridos, según las fuentes.

Cubrir una persecución

El choque se produjo cuando los dos helicópteros, de los medios de comunicación locales KNXV y KTVT, transmitían imágenes en directo de cómo la policía perseguía a un camión en una autopista.

Las cámaras de los aparatos estaban enfocadas hacia abajo, de manera que los telespectadores no presenciaron el choque, pero sí vieron imágenes de uno de los helicópteros accidentados y cómo éste caía, antes de que sus pantallas se volvieran negras y la cadena emitiera durante algunos minutos una telenovela.

Momentos antes del choque, el conductor del camión, que al parecer se había saltado una señal y conducía sin rumbo fijo, saltó de su vehículo y se apoderó de otro que estaba en marcha.

KNXV identificó a sus dos empleados como Craig Smith y Rick Krolak y KTVT identificó a los suyos como Scott Bowerbank y Jim Cox.