La presidenta del pleno del Ayuntamiento hispalense, Carmen Castreño, ha defendido que desde el Gobierno del alcalde Juan Espadas se va a hacer "todo lo necesario e imprescindible para abrir el Consistorio, reformar los plenos e impulsar la participación ciudadana" tal y como se comprometió el Grupo Municipal Socialista en las diferentes iniciativas que se cursaron desde la oposición durante el pasado mandato.

En este sentido, ha recordado al Partido Popular que "ésta será la primera ocasión en la que un gobierno de la ciudad va a dar el paso para reforzar los mecanismos de control por parte de todos los grupos políticos". Por ese motivo, Castreño ha afirmado que "este gobierno está culminando el trabajo previo para iniciar el diálogo y el consenso con todos los grupos" con el objetivo de materializar los acuerdos que se aprobaron en el pleno municipal para reformar el reglamento orgánico del Ayuntamiento, lo que va a suponer "un refuerzo de la participación ciudadana", así como la creación de "una sesión de control al gobierno por parte de todos los grupos de la oposición".

Es por ello que la presidenta ha dado a Juan Ignacio Zoido "la bienvenida a esta convicción de que es necesario abrir el Ayuntamiento y reforzar los instrumentos de control al gobierno" aunque, "quizás, el Partido Popular debería analizar, antes de hacer declaraciones públicas, por qué durante cuatro años de gobierno en la ciudad de Sevilla con mayoría absoluta no introdujo absolutamente ningún cambio en el funcionamiento del pleno, no abrió nuevos procesos de participación ciudadana y ni siquiera fue capaz de iniciar la tramitación de la ordenanza de transparencia que ahora, ya sí, se ha aprobado de forma inicial. Tal vez sea ese uno de los motivos de su resultado en las últimas elecciones".

Carmen Castreño ha recordado que "durante esos cuatro años de gobierno de Zoido no sólo no se hizo ni un solo cambio" en ese reglamento, sino que además "fueron rechazadas constantemente todas las mociones y propuestas presentadas por los grupos de la oposición para modificar su funcionamiento. Hasta en dos ocasiones los votos del PP tumbaron iniciativas del Grupo Socialista destinadas a impulsar la participación, introducir un mecanismo para la presentación de iniciativas por parte de los ciudadanos, o dividir las sesiones en dos partes para reforzar los mecanismos de control".

"En cualquier caso, todas las iniciativas del PP y del resto de grupos políticos serán estudiadas", puesto que "es decisión de este gobierno que la reforma del Pleno, al igual que la ordenanza de transparencia, cuenten con el mayor respaldo posible de los grupos políticos y, si es posible, sean aprobadas cuando se encuentren finalizadas", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.