Técnicos de la Delegación de Cultura se trasladarán la próxima semana hasta la iglesia de La Magdalena para evaluar los daños registrados tras el derrumbe de parte de la techumbre de la galería que rodea el patio de abluciones. El patio es un anexo al templo y es una de las construcciones más antiguas de la ciudad.

Desde la Junta de Andalucía se ha informado a Europa Press que la administración autonómica no tiene competencia alguna sobre este edificio propiedad del Obispado, no obstante debido a "su gran singularidad y valor histórico", desde Cultura se ha optado por enviar a sus técnicos para que evalúen los daños y los plasmen en un informe que será remitido al Obispado.

El patio de abluciones pertenece a la antigua mezquita datada entre los siglos VIII-IX y construida por Abderramán II. Sobre la mezquita se levantó la iglesia de La Magdalena en el siglo XVI, lo que la convierte en una de las joyas arquitectónicas de la capital jiennense que aúna restos arquitectónicos romanos, musulmanes y cristianos. De hecho, la antigua mezquita se construyó sobre restos de época romana.

Asimismo, desde la Delegación de Cultura se sostiene que, aunque hace tiempo hubo una iniciativa para declarar la iglesia Bien de Interés Cultural (BIC), esta finalmente no prosperó por lo que en la actualidad carece de esa figura de protección.

Según han informado los bomberos, las causas del derrumbe registrado este jueves están en investigación, pero todo apunta a que las precipitaciones registradas esta semana junto a las rachas de viento han podido contribuir al desplome de parte de esta techumbre sujeta por vigas de madera y que en su conjunto no presenta un estado óptimo de conservación.

Asimismo han destacado que el incidente se ha registrado sin que haya que lamentar daños personales y que se ha acotado la zona para evitar riesgos ante posibles nuevos derrumbes.

Desde el Ayuntamiento se ha apuntado a Europa Press que no se llevará a cabo ninguna actuación de carácter municipal en tanto en cuanto el edificio es propiedad del Obispado.

La iglesia permanece abierta al culto y no ha visto alterado su funcionamiento diario, aunque el acceso al patio de abluciones como dependencia anexa se encuentra clausurado.

Consulta aquí más noticias de Jaén.