El Ayuntamiento de Sevilla, a través del distrito Casco Antiguo y la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas (Emasesa), prevé acometer desde el lunes trabajos de reurbanización y renovación de canalizaciones en la calle Albareda, toda vez que en el segundo trimestre del año, principalmente al comenzar el verano verano, un sector del barrio del Arenal será sometido a una importante obra de reurbanización y sustitución de redes de abastecimiento.

El delegado del distrito Casco Antiguo del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha informado este viernes de que el lunes darán comienzo en la calle Albareda unos trabajos de sustitución de las redes de abastecimiento, saneamiento y riego, en concreto en el tramo comprendido entre las calles General Polavieja y Tetuán. Esta intervención, que se llevará a cabo con el "beneplácito" de los comerciantes y hosteleros de la zona, estará terminada antes de que arranque la Semana Santa el próximo mes de marzo. El plazo de ejecución es de siete semanas y el presupuesto asciende a 72.000 euros.

El tránsito peatonal se verá parcialmente afectado por las obras, pero se facilitará en todo momento el acceso a los locales comerciales existentes.

Además, en el Arenal, en las calles Valdés Leal y López de Arenas, adyacentes a la calle Adriano, se prevén nuevas obras en el segundo semestre de 2016 con el grueso de su ejecución en verano, para la sustitución y renovación de las canalizaciones de las calles, reposición de las acometidas, pozos e imbornales, así como la reurbanización completa de una superficie total de 1.162 metros cuadrados. El plazo de ejecución será de cinco meses, con un presupuesto de 562.431 euros. Mientras duren las obras, se cortará al tráfico de vehículos ambas calles y el tránsito peatonal se verá afectado.

También en la alameda

En la calle Crédito, en el entorno de la Alameda de Hércules, hay actualmente en marcha según Cabrera una actuación coordinada entre Emasesa y el distrito Casco Antiguo, con un presupuesto global de casi 60.000 euros, para la instalación de 90 metros de tubería y la adecuación de dos imbornales, mientras el distrito se ha encargado de la eliminación de barreras arquitectónicas. Su finalización está prevista para la primera semana de febrero.

El concejal también ha informado de que en las calles Hiniesta, Juzgado, Lira y sus zonas adyacentes, también ha sido acometida una intervención coordinada entre el distrito Casco Antiguo y Emasesa, con un presupuesto de 34.261 euros, para la reparación de imbornales, la limpieza y la reordenación de bolardos, entre otras cuestiones. La próxima semana estará concluida esta obra.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.