La sanidad pública jiennense ha registrado un total de 18 donaciones de órganos y tejidos durante el pasado año, cuatro más que en 2014, 17 de ellas en el Complejo Hospitalario de Jaén y una en el Hospital San Agustín de Linares, que han permitido salvar o mejorar la calidad de vida a numerosos pacientes.

Estas donaciones han permitido trasplantar 13 riñones, 15 hígados, seis pulmones, tres páncreas, once córneas, tres válvulas cardíacas y 62 tejidos óseos, en los hospitales de Andalucía y del resto de España. Los trasplantes llevados a cabo en el Complejo Hospitalario de Jaén en 2015 han sido 15 córneas y 13 de médula ósea.

La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega, ha expresado "el agradecimiento desde la Junta de Andalucía a los jiennenses y a sus familiares que donaron sus órganos y tejidos durante el año pasado porque su decisión facilita que otros ciudadanos se salven o puedan mejorar de sus enfermedades".

Igualmente, Vega ha destacado la labor realizada por colectivos y agentes sociales, así como profesionales sanitarios "ya que contribuyen a crear un clima favorable a la donación y facilitan el trabajo de los coordinadores y equipos de trasplantes" ha incidido.

Las donaciones recibidas han situado la tasa de donación de la provincia jiennense en 27,5 donantes por millón de población. Por otra parte, los excelentes resultados alcanzados por los hospitales públicos andaluces en materia de trasplantes han sido posibles gracias a la elevada concienciación de la ciudadanía. A cierre de 2015, el 72 por ciento de las familias jiennenses había dicho sí a la donación de órganos de un familiar fallecido, una cifra que debe seguir mejorándose, ya que la indicación del trasplante continúa aumentando, gracias a los continuos avances de la medicina.

Además, el perfil del donante fallecido de órganos presenta cada vez mayor edad y continúa modificándose de forma progresiva. La edad media ha pasado de 35 años en 1991 a cerca de 60 años en 2015. De ahí que desde la Consejería de Salud se han establecido estrategias para contrarrestar el descenso de muertes encefálicas y accidentes de tráfico, así como al mayor volumen de indicaciones de trasplantes.

La sanidad pública andaluza ha vuelto a superar en 2015 sus cifras históricas de trasplantes y donaciones de órganos y tejidos con un incremento del tres por ciento en esta actividad. Concretamente, según los datos aportados este viernes por el consejero de Salud, Aquilino Alonso, se han realizado 761 trasplantes de órganos, 25 más que el año anterior. Estos se han podido realizar gracias a las 323 donaciones de personas fallecidas (8 más que en 2014) y 62 donantes vivos.

Entre estas estrategias emprendidas en los últimos años desde la Coordinación Autonómica de Trasplantes destacan la donación en asistolia, conocida como donación a corazón parado, el impulso del trasplante renal de donante vivo y modalidad de trasplante cruzado, el trasplante hepático en dominó o en la modalidad de split, entre otras.

Así, la donación en asistolia, con 63 donaciones en 2015, frente a las 47 de 2014, ha supuesto un incremento del 34 por ciento de este tipo de donantes, lo que representa que el 20 por ciento de las donaciones en Andalucía sea posible gracias a esta modalidad. El pasado año, se realizaron en la comunidad autónoma 117 trasplantes de órganos (99 de riñón, 17 de hígado y 1 de pulmón) gracias a este programa de donaciones, en el que ha sido imprescindible la elevada implicación de los profesionales.

En cuanto a trasplantes renales de donante vivo, en 2015 se han realizado 60, de los que ocho han sido en la modalidad de trasplante renal cruzado, siendo a nivel nacional una de las comunidades que más casos de este tipo ha registrado desde su aplicación, con 38 trasplantes hasta la actualidad.

Además, el paso año tuvo lugar uno de los hitos de la sanidad pública andaluza el primer trasplante hepático de donante vivo de España de una abuela para su nieto, una intervención que se realizó en el mes de junio en el Hospital Reina Sofía de Córdoba.

El incremento progresivo en donaciones y trasplantes ha supuesto una importante mejora de la calidad de vida de los pacientes con una grave enfermedad en la que el trasplante era la mejor opción terapéutica. En este sentido, el número de pacientes trasplantados de riñón en Andalucía (5.251) supera nuevamente a la cifra de pacientes que se encuentran en diálisis (4.577). En los países de nuestro entorno, sólo el 30 por ciento de los pacientes se benefician de un trasplante frente al 60 por ciento que reciben tratamiento de hemodiálisis.

Igualmente, destaca por sus beneficios el trasplante de páncreas, que es, en la actualidad, el método más efectivo para estabilizar o revertir muchas de las complicaciones secundarias de la diabetes a largo plazo.

Andalucía tiene unas tasas de éxito superiores incluso a las de Estados Unidos, lo que permite que tanto el Hospital Regional de Málaga como el Reina Sofía de Córdoba, centros donde se realizan estas intervenciones en Andalucía, hayan sido reconocidos por el Ministerio de Sanidad como unidades de referencia a nivel nacional, al igual que ocurre con otros equipos de trasplantes andaluces.

Consulta aquí más noticias de Jaén.