Un total de 68 personas fallecieron el año pasado en Andalucía como consecuencia de ahogamientos en medios acuáticos, según los datos del Informe Nacional de Ahogamientos, que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

De ese modo, Andalucía es la comunidad autónoma en la que más ahogamientos se produjeron, el 16,4 por ciento del total, seguida de Canarias, con 62 muertos, el 15 por ciento del total; y de Cataluña, con 57 muertos que suponen el 13,8 por ciento.

En total, en el conjunto del país murieron ahogadas en espacios acuáticos 414 personas; mientras que otras 23 fallecieron en accidentes y 79 se han dado por desaparecidas como consecuencia de naufragios o por posibles ahogamientos acaecidos en playas o pantanos, conforme a esta estadística, que se ha realizado por primera vez el pasado año por el ente federativo y que eleva a 437 el número de personas fallecidas en el medio acuático por ahogamiento u otro tipo de accidente.

El 58,2 por ciento de las muertes por ahogamiento se produjo en playas, el 12,8 por ciento sucedió en piscinas y el resto, el 29 por ciento, se ha contabilizado en ríos, canales, puertos, pantanos y balsas, entre otros. En el 77,1 por ciento de los casos, es decir, en 319 ahogamientos, no existía servicio de atención, vigilancia y socorrismo.

El perfil de la víctima es el de un hombre que estaba como bañista en el espacio acuático, de nacionalidad española y de 65 o más años.

El mes de julio fue el que más ahogamientos registró, con el 20,5 por ciento de los casos, seguido de agosto (17,1 por ciento), octubre (11,8 por ciento) y septiembre (11,4 por ciento) y el tramo del día que va entre las 10,00 y las 19,00 horas es en el que más muertes se produjeron, con el 64,9 por cientos los casos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.