El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha anunciado que el pliego de cláusulas sociales que se aplicará para todas las nuevas licitaciones y para aquellos contratos que vayan a ser renovados estará ya completamente aprobado y en vigor en el primer trimestre de 2016.

En una entrevista concedida a Europa Press, Espadas ha explicado que este pliego forma parte de "las revoluciones internas que hemos ido construyendo en estos meses". Indica que a través de la capacidad que tiene el Ayuntamiento para generar empleo con sus contratos, se pretende que con el mismo presupuesto se consigan crear más puestos de trabajo, especialmente para los colectivos en riesgo de exclusión social y para "quienes necesitan una oportunidad", con problemas por su edad o por otras circunstancias.

Además, aboga por invertir en elementos innovadores, "tomándonos muy en serio las políticas de sostenibilidad, de lucha contra el cambio climático, la apuesta por la innovación tecnológica y el apoyo al emprendimiento que genere esos empleos del futuro".

Aunque ya se ha hecho alguna experiencia piloto, el pliego estará plenamente en vigor en el primer trimestre del año, pudiéndose aplicar a lo largo del ejercicio en los contratos que van venciendo como es el de parques y jardines para "generar más empleo, de más calidad y acercando el personal que presta el servicio a las zonas concretas donde se presta". "No habrá tres grandes macrocontratos, sino pequeños contratos y con responsabilidades más directas, control y seguimiento", recalca.

PAJARITOS,

Una "prioridad"

En cuanto a las obras de Los Pajaritos, que contaban con el compromiso de tener cláusulas sociales para su desarrollo, algo que fue "más humo que realidad por parte de Zoido", se está analizando la posibilidad de adjudicar las obras a la siguiente empresa, ya que sería más rápido que tener que recurrir a una nueva licitación, aunque las posibilidades de conseguir llevar a cabo esa primera opción "son muy complejas".

"Es una auténtica desgracia que una obra emblemática, que tenía que estar iniciada en agosto, no se haya ejecutado aún porque la que gana el concurso no tiene capacidad de desarrollar la obra", critica, subrayando que "los vecinos de los Pajaritos no se merecen más retrasos". Espadas marca esta actuación como "prioridad" y asegura que tanto esta actuación como el proyecto de la estación de Cádiz son fruto "de una legislación de contratos que acaba con bajas temerarias que hacen que se presenten empresas que después no pueden ejecutar lo previsto".

Estación de cádiz

"En la estación de Cádiz, Zoido se ha metido sólo en el problema, porque la financiación no estaba garantizada y nos hemos enterado que otros promotores que habían presentado un proyecto para ese espacio le habían dicho al ayuntamiento que había muchísimas dudas que ese proyecto fuese viable, lo que al final se ha confirmado", sentencia.

Aunque no culpa personalmente a Zoido, sí entiende que el equipo de gobierno tenía que haber tenido "más celo a la hora de embarcarse en estas acciones". Espadas intentará recuperar a alguno de los promotores que en su momento presentó una iniciativa para este espacio, "si siguen interesados", teniendo en cuenta que la financiación que cada una de esas propuestas tuvo en su momento puede que actualmente no exista o esté redirigida a otras acciones.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.