Britney Spears, la Lolita descocada del Pop

Britney Spears.
Britney Spears.
ARCHIVO

La versión electrónica de la revista Forbes acaba de publicarlo: nos encontramos ante uno de los personajes más odiados del panorama fashion en los medios de comunicación estadounidenses, concretamente con el más odiado.

El ranking, elaborado según votación popular, reconoce a una Britney a quien su azarosa vida y últimos escándalos, de la mano de Paris Hilton o su ex novio, Kevin Federline (segundo y tercer puesto en la encuesta, por cierto), la han convertido en la diluida sombra de lo que fue.

Sus inicios

La incombustible Britney Spears tuvo sus inicios como cantante en el coro de la iglesia de su pueblo natal, Ketwood, al sur de Luoisiana. Sus dotes artísticas, más o menos dudosas, la llevaron a intervenir en algún anuncio y serie de televisión, cuando consiguió grabar su primer disco en solitario, Baby, one more time, con Jive Records. Corría el año 1999, y la adolescente norteamericana de 17 años se instauró en el panorama internacional como la nueva Lolita de la industria del Pop.

Éxito musical

Cándida e inocente, la Princesa del Pop publica cuatro exitosos discos, mientras participa en actuaciones y galas, aparece en revistas y televisiones y gana cuatro premios MTV. Su carrera es imparable. A la Spears le da por actuar y consigue ser protagonista en una película de Hollywood. Quiere expresar su vena literaria y escribe, y publica, algunos libros junto a su madre. Le apetece explotar su filantropía y va y crea la fundación Britney Spears, para ayudar a la infancia más desfavorecida. Si hasta presta su nombre y su imagen a chicles y muñecas. Toda una cajita de sorpresas.

Malas compañías

Paralelamente, la Spears aparece en los ecos de sociedad por su cada vez más excéntrica vida personal. La virginal adolescente pronto se convierte en una niña malcriada, aireando amores y desavenencias con su ex novio Justin Timberlaine, y con Kevin Federline, padre de sus dos hijos.

Las portadas del corazón de medio mundo publican, además, sus devaneos con la noche, las drogas y el alcohol de la mano de su intimísima, Paris Hilton. Sus correrías le valieron tener que acudir a una clínica de desintoxicación para, rapado al canto, intentar recuperar las riendas de su vida. Lejos de eso, ahora, resulta que está embarazada de su tercer hijo y que su actual novio, Isaac Cohen, no es el padre.

CON MALA LENGUA

Rarezas...

Detesta la ropa interior y sus pies. En numerosas ocasiones, ha exigido tener dispuesta en el camerino para sus actuaciones una bandeja llena de hamburguesas.

Adora...

Escribir en su diario, afeitarse la cabeza, la pizza, la pasta, las drogas duras, los helados, el vozka, los perritos calientes y el Sprite.

Anduvo con...

Justin Timberlake; con James Jayden tuvo dos hijos, Sean Preston y James Jayden. Actualmente, Isaac Cohen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento