De energía y otros gastos: consejos para ahorrar un poco en el hogar estas navidades

  • Tanta gente en torno a la mesa ayuda a reducir un par de grados la calefacción.
  • Descongela alimentos en la parte menos fría de la nevera y podrás subir un par de grados el termostato del frigorífico.
  • No lleves el frigo de botellas: se pueden almacenar en el garaje o la terraza ya que la temperatura exterior es fría.
La cena de nochebuena es uno de los ritos familiares más especiales.
La cena de nochebuena es uno de los ritos familiares más especiales.
GTRES

El consumo en los hogares aumenta con la Navidad. Reuniones familiares, comidas y cenas copiosas, regalos... el gasto se dispara. Pero todas estas costumbres no tienen por qué ser sinónimo de aumentar el consumo energético. En Remica, empresa de eficiencia energética, dan algunos consejos para disfrutar de la Navidad sin que lo lamente (tanto) el bolsillo.

Al abrigo de la familia

Las comidas y cenas navideñas suelen reunir en torno a la mesa a más gente de la habitual, este hecho nos puede ayudar a reducir un par de grados la calefacción ya que un grupo de personas en la misma habitación sube la temperatura.

El termostato, con moderación

Recuerda que el aumento de un grado en la temperatura del hogar incrementa el consumo de energía entre un 7% y un 10%.

También la decoración

Adornar la casa y darle un ambiente festivo está muy bien, pero recuerda que el radiador es la fuente de calor de la habitación. Por ello, evita cubrirlo para que el calor se distribuya correctamente por la estancia.

Luces navideñas o no

Para aquellos que no quieran prescindir de la luces de Navidad es recomendable utilizar luces ‘led’ que aunque son un poco más caras suponen un ahorro importante y duran más. No es necesario tenerlas encendidas todo el día: se pueden reservar sólo para los momentos más especiales de estas fiestas.

Cocina de forma eficiente

Las grandes comilonas no tienen por qué suponer un derroche de energía. Recuerda que la olla exprés gasta menos que las cazuelas y además cocina los alimentos más rápido. En lo que se refiere al horno trata de utilizar más de una bandeja y evita abrir la puerta de manera innecesaria ya que cada vez que lo hace estás perdiendo un 20% del calor acumulado.

Saca partido a los productos congelados

Seguro que has comprado y congelado algunos alimentos antes de que los precios se disparasen durante las navidades. Pues bien, en vez de ponerlos a descongelar a temperatura ambiente en la cocina, puedes sacarles partido dejándoles en la parte menos fría de la nevera. De este modo, se aprovechará el frío que éstos desprenden y podrá subir un par de grados el termostato del frigorífico, reduciendo por tanto el consumo eléctrico.

Aproveche el frío que hace fuera

No es necesario que las botellas se vayan acumulando en el frigorífico. Se pueden almacenar en el garaje o la terraza ya que la temperatura exterior puede ser muy parecida o incluso inferior a la del frigorífico.

Use el lavavajillas

Recuerda que el lavavajillas, además de ser la opción más cómoda, también es la más barata: gastarás menos agua y si tienes termostato eléctrico, menos electricidad.

Y si la Navidad toca fuera apaga la calefacción

En el caso de que disfrutes de las fiestas fuera de casa, puedes ahorrar energía apagando la calefacción. Si cuentas con una instalación central recuerda que puedes individualizar su consumo instalando repartidores de costes y válvulas termostáticas en su radiador, de este modo pagarás sólo por la calefacción que consumas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento