La consejera de Salud, María Martín, ha visitado este jueves la Unidad de Diálisis del Hospital San Pedro en la que se lleva a cabo el proyecto nacional de telemonitorización a los pacientes en diálisis peritoneal, liderado por nuestra comunidad autónoma.

María Martín ha estado en la propia zona de entrenamiento de los pacientes, donde ha podido conocer el material con el que se realiza esta novedosa manera de control remoto del paciente desde el hospital y ha recordado que nuestra comunidad continua con el desarrollo de la primera experiencia nacional puesta en marcha por el servicio de Nefrología del Hospital San Pedro en marzo de este año y que ahora, además, ha incorporado también este nuevo programa que permite otra modalidad de diálisis domiciliaria.

La jefe de sección de Nefrología, la doctora Emma Huarte y su equipo, han explicado a la consejera de Salud el sistema de monitorización remoto, la sistemática diaria de trabajo y las ventajas de dicha telemonitorización en diálisis peritoneal domiciliaria, tanto para el paciente como para el personal sanitario que le atiende, dado el seguimiento y control estrecho que permite.

La información durante el proceso de diálisis está disponible a tiempo real en el hospital y, diariamente, un profesional de enfermería revisa el adecuado desarrollo de la misma y las alertas generadas por el programa, que pueden concluir con un contacto telefónico con el paciente de forma inmediata para aplicar la correspondiente actuación correctora. Este sistema proporciona al paciente seguridad y confianza en la ejecución del tratamiento, ya que se siente controlado desde el hospital en todo momento.

La experiencia de telemonitorización en Diálisis domiciliaria, la primera App clínica del Servicio Riojano de Salud, contribuye claramente a mejorar la calidad de vida del paciente porque le permite mantener en su propio domicilio un control clínico en rango hospitalario, detectando precozmente alteraciones, mediante alertas individuales, sobre las que poder actuar y por tanto corregir, evitando descompensaciones que hubieran podido requerir asistencia hospitalaria.

Asimismo, el Hospital San Pedro es el primero, a nivel nacional, en disponer desde marzo de un sistema que permite visualizar al profesional todos los parámetros clínicos del paciente mientras se dializa en su domicilio. Hasta ahora, este debía registrar manualmente en plantillas de papel facilitadas al efecto los datos clínicos derivados de su tratamiento de diálisis: peso, tensión arterial, frecuencia cardiaca, temperatura y ultrafiltración (pérdida de líquido).

Todos esos datos son enviados automáticamente mediante tecnología bluetooth a un smartphone facilitado al paciente, desde donde se envían encriptados directamente hasta el programa informático de gestión clínica renal del servicio de Nefrología.

En este momento están incluidos 4 pacientes en el programa, con intención de extenderlo progresivamente a nuevos pacientes, dada la experiencia positiva percibida tanto por parte del personal sanitario como por parte de los propios pacientes, que muestran su satisfacción por estar más controlados y supervisados, y les proporciona confianza y tranquilidad con su tratamiento.

Por otro lado, el personal sanitario, obtiene una información fiable de los datos clínicos del paciente, de su adherencia al tratamiento y consigue un mejor control del mismo, evitando futuras descompensaciones.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.