El consejero de Fomento e Infraestructuras, Francisco Bernabé, ha presidido este jueves la última reunión del grupo de Calidad Constructiva del Libro Blanco de la Construcción, que dará protagonismo a la necesidad de incorporar la accesibilidad universal con un carácter transversal en el ámbito de la construcción.

Así, el Libro Blanco, que marcará la hoja de ruta del sector de la construcción en la Región de Murcia hasta el año 2025, dedicará un apartado específico a la accesibilidad universal, donde se tratará de forma pormenorizada cómo planear, proyectar, construir, rehabilitar y conservar en cada una de las áreas del ámbito constructivo, teniendo en cuenta los requerimientos de las personas.

Los proyectos tendrán una percepción sensible del entorno y un conocimiento exhaustivo de las necesidades de las personas con cualquier tipo de discapacidad, a fin de lograr su uso y desenvolvimiento. Además, se ajustarán a lo que disponga la futura ley de Accesibilidad Universal de la Región de Murcia en la que está trabajando la Consejería de Fomento.

En este sentido, las políticas estarán encaminadas a que los edificios, entornos naturales, productos, comunicaciones y servicios puedan ser utilizados con calidad, comodidad y seguridad por todas las personas, independientemente de su edad y de su discapacidad.

Para ello, se tendrán en cuenta las necesidades y demandas de las personas con discapacidad, tanto física como sensorial, al objeto de dar también solución a las personas con deficiencias visuales y auditivas.

El grupo de trabajo de Calidad Constructiva del Libro Blanco de la Construcción aprobó hoy el texto definitivo de su apartado en el documento, que contará con unas 300 páginas.

Consulta aquí más noticias de Murcia.