El cabeza de lista al Congreso de los Diputados por el PP de Baleares, Mateo Isern, no descarta posibles "acuerdos" tras las elecciones generales del 20 de diciembre, en el caso de que no ganen con la mayoría suficiente para gobernar en solitario, si bien sostiene que "para el PP lo más importante en estos momentos es consolidar las reformas y el crecimiento económico en España".

Según indica en una entrevista concedida a Europa Press, el partido "debe ser capaz de alcanzar acuerdos para consolidar estas reformas", a lo que añade que, "si fuese necesario se llegarán a acuerdos con el partido que sea, con tal de que se preserven y conserven los objetivos a los que hemos llegado".

Ante la dificultad que apuntan las encuestas a que se logre una mayoría absoluta, Isern reitera que "estaremos a favor de todo aquello que posibilite la continuación de las actuales políticas del partido".

"Personalmente, me importa más el qué que el cómo, ya que lo fundamental es consolidar y no echar a perder todo el esfuerzo realizado en los últimos cuatro años", opina. "Esta política da igual que sea desarrollada bien con una mayoría simple o con acuerdos electorales", considera el número 1 del PP balear al Congreso.

Con todo, el candidato afirma que para obtener el voto del electorado en estas elecciones generales "hay que explicarle que ha sido una etapa muy complicada pero ahora que todo funciona, lo peor que puede pasar es que se rompiese lo logrado y volver a empezar con políticas que ya sabemos cuáles han sido sus efectos", advierte

Hay que recordar, dice, que en el año 2011 en España se destruían 1.500 puestos de trabajo cada día y ahora se crean 1.500 puestos de trabajo diariamente.

Dice que el partido está unido a la espera del congreso

La situación interna del PP es una cuestión que, a juicio de Mateo Isern no debe resolverse ahora, sino que apuesta por esperar al Congreso regional para abordarla, ya que, tal y como explica, "en la actualidad, esperamos la celebración de un nuevo congreso, que hace falta que se celebre para volver a elegir a un nuevo presidente y ponernos de acuerdo en las propuestas que vamos a defender para los próximos años".

Esta cuestión, según Isern, se resolverá en el congreso regional ya que "ahora nos encontramos en calma" ya que el PP, —afirma— "cuando llega el momento de las elecciones sabe apartar las discusiones internas, y trabaja para conseguir el mejor resultado".

"Ya llegará el momento, cuando se celebre el congreso, para que podamos dirimir las diferentes maneras de entender y trabajar para el PP", asegura.

Por todo ello, Isern vuelve a reiterar que su futuro no pasa por auparse a la presidencia del PP balear pues tiene claro que "esta cuestión no esta entre mis planes en estos momentos".

"Mi trabajo debe estar en Madrid, ya que creo que en estos próximos cuatro años vamos a realizar una labor muy importante en el Congreso de los Diputados, por lo que creo que, en principio tengo que estar en Madrid", concluye.