La Guardia Civil ha detenido a un joven de 27 años acusado de intentar atropellar a un agente de la Guardia Civil después de que le diesen el alto cuando conducía un turismo bajo la influencia del alcohol y las drogas.

El arresto se produjo a raíz de un control de tráfico activado en la Puebla de Vícar (Almería) en el que los agentes dieron el alto a un vehículo que circulaba a gran velocidad.

Al percatarse de su presencia, el conductor disminuyó la velocidad rápidamente, hasta casi detenerse, pero, en el momento en el que uno de los agentes intentaba aproximarse al vehículo, el detenido aceleró bruscamente hacia este, quien para evitar ser atropellado tuvo que saltar fuera de la calzada.

A continuación emprendió la huida, no antes sin quedar perfectamente identificado por los agentes de la Guardia Civil que lograron la matrícula del mismo.

Instantes después los agentes localizaron en domicilio del propietario del vehículo, y, una vez allí, comprobaron que estaba estacionado, con las ruedas y capó motor aún caliente y un fuerte olor a quemado.

Tras una conversación con los residentes de la vivienda, los agentes vieron llegar a K.P.R. y procedieron a su detención como presunto autor de un delito de atentado a agente de la Autoridad y un delito contra la seguridad vial.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con el detenido, han sido remitidas al Decanato de los Juzgados de Almería.

Consulta aquí más noticias de Almería.