Andalucía, y el territorio español en general, afronta un invierno con muchas probabilidades de que las temperaturas alcancen valores superiores a los normales, una situación que ya se viene dando en la comunidad desde el pasado mes de noviembre, que ha resultado "muy cálido" y "muy seco", con temperaturas "muy por encima de la media".

Así lo ha indicado en rueda de prensa en Sevilla para presentar el resumen climático del otoño y el avance del periodo invernal el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Andalucía, Ceuta y Melilla, Luis Fernando López Cotín, que, respecto a las precipitaciones, ha señalado que en relación al trimestre enero-febrero-marzo de 2016 no se aprecian en la región andaluza diferencias significativas en referencia a los valores climáticos habituales para este periodo.

Ello no quiere decir que el invierno andaluz transcurra sin episodios concretos de olas de frío —no se prevén por el momento—, sino que en conjunto el promedio de la estación será "cálido", pues "no habrá situaciones de mucho frío o durante mucho tiempo".

En conjunto, el trimestre otoñal (septiembre-octubre-noviembre) ha sido cálido en la mitad oriental andaluza, con una anomalía de un grado por encima de la media, más acentuada que la registrada a nivel nacional (0,4ºC) en lo que ha sido, en el país, el sexto otoño más cálido desde el año 2000, con una temperatura media de 16,2ºC.

En cuanto a las lluvias, hay un déficit "apreciable" en lo que ha sido un periodo "bastante perdido", ya que las precipitaciones no han estado al nivel de la media de otoño y principios de diciembre, etapa que habitualmente se aprovecha para la recogida de agua. El trimestre, según López Cotín, ha sido "seco" en España, con precipitaciones medias de 165 litros por metro cuadrado y un déficit del 18 por ciento —el quinto más seco desde 2000—, que asciende al 34 por ciento si, en vez del año agrícola, se cuenta el año hidrológico, desde el 1 de octubre.

Lluvias "tormentosas" en el mediterráneo

En Andalucía se ha dado una componente "irregular", con grandes diferencias entre los sectores occidental y oriental, donde, sobre todo en el litoral mediterráneo, se han dado lluvias "tormentosas" e "intensas".

En cuanto al transcurso climatológico de los meses en Andalucía, el delegado de la Aemet ha indicado que en septiembre se han dado contrastes entre comarcas, con termómetros marcando valores fríos en Occidente y otros "por encima de lo normal" en Oriente. Asimismo, ha sido un mes "húmedo" en el Mediterráneo y "seco" en el interior y el Valle del Guadalquivir.

Octubre ha sido, en conjunto, cálido y normal-húmedo en cuanto a lluvias, mientras que noviembre, según lo ya reseñado, ha tenido un carácter muy cálido y muy seco. Para el resto de diciembre no se esperan cambios significativos —el 20 de diciembre, día de elecciones generales, se prevé un panorama de temperaturas suaves, con nubosidad pero sin riesgo de lluvia—, es decir, que se mantendrá el horizonte térmico "anormalmente alto". De hecho, aunque no se ha superado ninguna efeméride, la situación se ha "acercado" al valor máximo de los 24,5 grados registrados para los meses de noviembre y diciembre.

En cuanto a fenómenos atmosféricos singulares, López Cotín ha destacado algunos como una tromba marina a inicios de noviembre en Zahara de los Atunes (Cádiz), un fenómeno marítimo rato en Almuñécar (Granada) el 9 de octubre o precipitaciones súbitas torrenciales entre septiembre y octubre en Garrucha (Almería), Salobreña y Vélez de Benaudalla (Granada) —ésta última descargó 94 l/m2 en tres horas— y Nerja (Málaga).

Consulta aquí más noticias de Sevilla.