La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, considera "negativo" para el sector pesquero asturiano el resultado del acuerdo alcanzado durante la reunión del Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea que concluyó esta madrugada en Bruselas y que supone una pérdida de cuota para 2016 de más de 4.000 toneladas para la flota artesanal de la comunidad en sus principales especies.

Álvarez, que acudió a la reunión con la delegación española representando a las autonomías, ha señalado que los resultados generales de la negociación son "aceptables" si se tienen en cuenta las perspectivas de las que se partía, "pero perjudiciales para la flota artesanal, porque los descensos más importantes de las cuotas se han concentrado en aguas del Cantábrico y Noroeste", donde faenan las flotas de Asturias, Galicia, País Vasco y Cantabria.

En este sentido, la titular de Desarrollo Rural ha explicado que el acuerdo al que ha llegado el Ministerio de Agricultura en el seno de la UE supone una perdida en los cupos de pesca de más de 4.000 toneladas en las especies objetivo, tan importantes para la pesquería asturiana como la merluza, el rape, el gallo y la bacaladilla.

Los descensos más importantes han sido del 22% de la merluza sur (1.900 toneladas), que afecta a arrastreros, volanteros, palangreros y pincheros; del 14% en el rape sur (350 toneladas), sobre una cuota ya exigua y fundamental para la flota del rasco, y del 7% de bacaladilla (1.899 toneladas), que afecta fundamentalmente a la flota de arrastre.

A estas reducciones hay que añadir la bajada del 15% en la cuota de caballa, "especie de extraordinaria importancia para la flota pesquera asturiana, muy perjudicada, por añadidura, por el reparto entre provincias del Cantábrico y Noroeste que viene realizando el Ejecutivo de Rajoy", ha subrayado la consejera.

Álvarez ha señalado que para 2016, sin embargo, la UE mantiene el cupo en anchoa, abadejo, lenguado y rayas, e incrementa casi un 20% la pesca de la merluza norte "que beneficiará a nuestra flota de Gran Sol y de aguas de Francia", y un 27% el jurel, especie objetivo de la flota de cerco.

La consejera ha criticado algunas de las oscilaciones que se producen de un año a otro, como es el caso del rape del stock sur, "que sube un 14% en 2015 y desciende en el mismo porcentaje para 2016; el de la bacaladilla, que desciende para 2016 un 7%, tras haber crecido el 32% en 2015; y el de la merluza sur, "con dos años consecutivos de reducciones a pesar de la buena tendencia del stock".

A su juicio, esta situación tiene que ver con el objetivo de alcanzar el rendimiento máximo sostenible, consecuencia de la última reforma de la Política Pesquera Comunitaria, "objetivo que podría retrasarse hasta 2020 sin poner en riesgo los stocks y la supervivencia económica de la flota pesquera y de las poblaciones y sectores dependientes de la pesca", ha indicado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.